Síguenos en

Análisis

Análisis | Así juega Salvatore Sirigu

La portería ha sido una de las demarcaciones que, desde la marcha de Palop, siempre ha estado en entredicho. Ni Beto, ni Sergio Rico han logrado devolver las sensaciones que en su día dio el cancerbero valenciano, y en esa búsqueda de estas llega Salvatore Sirigu.

Lo cierto es que Sergio Rico ha sido un meta que bajo palos ha sido tan bueno como los números indican: sólo Bravo y Navas tuvieron la pasada temporada un promedio mayor de parada por tiro al arco. Es decir, a pesar de su gran envergadura, ha demostrado tener gran agilidad, todo lo contrario que el dominio que se supone del juego aéreo. A raíz de ahí se traspasa una sensación de inseguridad al sistema defensivo que, unida al regular dominio del juego de pies, lo coloca como un meta lejos del gusto de Sampaoli.

El internacional italiano que llega cedido al Sevilla FC viene a subir el nivel de la mencionada parcela, con experiencia y como competencia para el actual portero titular.

El mercado de fichajes en clave de portería es muy complicado, y más a estas alturas y con las exigencias del entrenador rojiblanco. Dentro de esos parámetros, han sido numerosos los nombres que han sido vinculados con la entidad nervionense, siendo el del PSG el elegido por la Secretaría Técnica.

Tras partir como tercer portero en el equipo de Unai Emery tras Trapp y Areola, que por edad y proyección le han ganado la partida a pesar de sus 28, Sirigu tenía ofertas de Inglaterra y de su país, pero pesó más en la balanza que los hispalenses jugarán Champions.

Es un meta que ha demostrado una gran inteligencia en los uno contra uno, y que, a lo largo de las ultimas temporadas, ha puesto a relucir sus aptitudes en el disparo desde media-larga distancia.

Es un líder nato que maneja la comunicación con sus compañeros a la perfección con esa visión periférica que da estar colocado en la portería, punto positivo para corregir desajustes. La clave que debe diferenciarlo de sus competidores por el peto de la titularidad es el juego de pies tan necesario en el esquema de Jorge Sampaoli, cosa que ha ido implementando en las ultimas campañas dadas las exigencias de Laurent Blanc en sacar la pelota limpia desde atrás.

El rendimiento lo juzgarán ustedes partido tras partido, lo único que se puede asegurar es que Monchi se ha movido a la perfección en busca de un portero con experiencia que diera puntos clave y facilitara la primera fase del juego. Como dirían los antepasados del reciente fichaje que analizamos: alea iacta est.

Jose Mari Carrasco

Del 93. Intentando abrirme paso en el bonito mundo del periodismo deportivo. Y sevillista, claro.

Comentarios
Publicidad

Próximo partido

LaLiga Santander - Jornada 16

Sevilla FC

Levante UD

Ramón Sánchez-Pizjuán

15/12/2017 · 21:00h

beIN Sports LaLiga

Último partido

LaLiga Santander - Jornada 15

Real Madrid
5 - 0
Sevilla FC

Nervioneo en la Radio

Más en Análisis