Síguenos en

Análisis

Análisis táctico | Sevilla FC 6-4 RCD Espanyol

El fin de la arquitectura táctica

Con la defensa a cuadros, Jorge Sampaoli presentaba ante su público un once que era imposible de ordenar. En los corrillos de los aledaños del Sánchez-Pizjuán y en las redes sociales, todo el mundo intentaba hacer lógica una lista de efectivos que era imposible de acertar.

Resulta que lo que parecía ser una defensa de  tres con Mariano de central, se convirtió sobre el césped en un 4-4-2 en defensa que mutaba en 2-6-2 en ataque, en busca de acumular mucha gente por dentro para terminar decantando el duelo desde fuera con entes dinamizadores. Tal situación propiciaba una posición muy favorable en ataque, pero a la hora de perderla… sólo problemas.

El fútbol de Sampaoli podríamos decir que bebe, en parte, del de Pep Guardiola, diferenciándose este último en que tiene la capacidad aglutinar muchos efectivos en campo rival, de tal forma que cualquier pérdida o fuga pueda ser controlada. Eso, en cambio, Sampaoli en este punto del proceso de aprendizaje de su estilo, aún no ha conseguido rematarlo. Cuestión de tiempo.

En el pseudoesquema que hemos mencionado, la movilidad con libertad fue el automatismo más predominante en fase ofensiva. Todos los futbolistas a excepción de Nico Pareja, Mercado y N’zonzi no tenían un sitio prefijado de inicio. Con tanta gente por dentro y un mediocentro que no estaba escalonado, entraban en escena Vitolo y Mariano como supercarrileros. Subían por fuera y llegaban a zonas avanzadas prácticamente libres de marca. Para cuando tenían uno encima, uno de los que partía del centro rompía a la espalda de la defensa para crear superioridad numérica.

La mejor noticia que se llevaron los nervionenses fue la asimilación de la posesión, eso sí, con profundidad, bien con los dos mencionados laterales, bien con Sarabia y Kiyotake de dentro hacia fuera. Ese trabajo de creación de espacios exteriores se veía facilitado por la caída a banda de Ben Yedder o de Vietto, de tal forma que siempre hubiese dos al remate mínimo (el otro delantero + Franco Vázquez).

La peor noticia no está ligada al talento atacante como tal, sino a las pérdidas en transición que se tenía cuando uno de los mediocentros recibía sin apoyos cercanos, ya fuera el propio N’zonzi, Franco Vázquez o Kiyotake. Esta tesitura, unida a que las bajas atrás obligaron a jugar con defensa lenta, dieron facilidades a unos pericos a los que le salió todo en ataque.

Jorge Sampaoli se aprovechó del contexto inicial del partido, con Quique dándole el balón, para arrasar ante un rival que actuó a la  perfección a la contra al aprovechar cualquier mínimo resquicio en robo tras pérdida. Esta es la carta de presentación del técnico argentino, ahora todo es cuestión de ver cómo evoluciona la idea. Queda aún mucho por recorrer.

Manuel López

Estudiante de periodismo - Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Próximo partido

UEFA Champions League - Jornada 3

Spartak Moskva

Sevilla FC

Otkrytie Arena

17/10/2017 · 20:45h

beIN Sports

Último partido

LaLiga Santander - Jornada 8

Athletic Club
1 - 0
Sevilla FC

Nervioneo en la Radio

Más en Análisis