Síguenos en

Análisis

Análisis táctico | SD Eibar 1-1 Sevilla FC

Cuestión de actitud

Con frío y lluvia, el País Vasco recibía a los sevillistas en un nuevo intento por romper la maldición que acechaba en sus salidas como visitante. Con ese ambiente, Jorge Sampaoli decidió poner en liza un once plagado de rotaciones en busca del descanso tras el gran esfuerzo que exigió el empate en Turín, y sobre todo de llegar al 100% a la cita del martes ante el Real Betis.

De este forma, en un campo complicado como Ipurúa, el entrenador nervionense disponía un claro 4-3-3 que buscaba llegar a acumular mucha gente cuando se llegara a zona de remate, algo que no sirvió de mucho ya que el dominio fue efectuado por los locales.

Parece que Mendilibar analizó hasta el último detalle del nuevo Sevilla, hasta tal punto que se dio cuenta que la salida de su rival se ejecutaba en la mayoría de ocasiones desde el costado diestro, estuviesen Mariano y Vitolo o no, como es el caso con Mercado y Ben Yedder caído a banda. Cada vez que el argentino recibía en ventaja, hasta tres futbolistas rojiazules adelantaban las líneas para complicar el inicio de jugada a la defensa en general.

Aún así, esa situación no se completó con algo de peligro hasta que salió Vitolo en detrimento de un Ben Yedder al que le costó entrar en contacto con el balón, y que siendo delantero centro no dio la verticalidad necesaria en el momento dado.

El problema en ese apartado de comienzo de jugada se situó, en gran parte, en el eje de la zaga, al carecer el combinado hispalense de un central de salida de esférico ni en largo ni en corto. Muy planos, terminaban conectando una serie de pases que culminaba con un pelotazo al no tener un ente regulador de tiempos, cosa que no beneficiaba a unos delanteros de desmarque y apoyos como son Vietto y Ben Yedder.

En el momento de mayor dominio local, el intermitente Kiyotake realizó una excelsa conducción que terminó aprovechando Vietto en la única ocasión de gol sevillana, acción que tuvo continuación con la expulsión de Yoel. A pesar de ese contexto, ni llegó a ser superior ni inquietó al meta suplente del equipo contrario.

Partiendo de que las lesiones hicieron a Sampaoli agotar cambios que podrían haber cambiado la historia del encuentro, la intensidad fue una carencia continua en el devenir del mismo, algo verdaderamente preocupante al incidir directamente en la presión adelanta que tan característica en la filosofía sampaolista es. El Eibar fue superior incluso con uno menos, siempre colocados y organizados en busca del contraataque como pudimos observar en el tanto de Pedro León en medio de la relajación andaluza.

El Sevilla cierra así un nuevo partido fuera de su feudo sin ganar desde el 23 de mayo de 2015. A pesar de lo positivo del 8/12 en clave resultadista, las alarmas se encienden en Nervión por las carencias de un juego que a veces es tan anárquico que impide vislumbrar matices del nuevo estilo. Mucho que mejorar.

Manuel López

Estudiante de periodismo – Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Próximo partido

LaLiga Santander - Jornada 17

Real Sociedad

Sevilla FC

Municipal de Anoeta

20/12/2017 · 21:30h

beIN Sports LaLiga

Último partido

LaLiga Santander - Jornada 16

Sevilla FC
0 - 0
Levante UD

Nervioneo en la Radio

Más en Análisis