Esperpento en Bilbao

El Sevilla de Sampaoli visitaba el nuevo San Mamés en lo que se presentaba como uno de los partidos más atrayentes del día. Los bilbaínos, que venían de conseguir dos victorias consecutivas contra Granada y Valencia, intentarían llevar la iniciativa del partido frente a un Sevilla cargado de suplentes en vista del próximo partido de Champions.

Los datos no favorecían al Sevilla, que acumulaba varios años sin rascar un punto de este estadio en liga, pero en su última visita, disputada en cuartos de Europa League, consiguió una valiosa victoria que supuso más de media eliminatoria para los hispalenses.

Los locales, que tuvieron alguna aproximación al área sevillista nada más empezar el partido, empezaron practicando un fútbol más directo y poniendo difícil a los de Sampaoli hacerse con la posesión de balón.  La presencia del Sevilla en área rival, impreciso cuando entraba en campo rival, fue nula durante los primeros 25 minutos.

Mientras tanto, Mikel San José (26’) aprovechó un desafortunado rechace de Iborra dentro del área sevillista para poner el 1-0 en el marcador. Durante el final de la primera parte, el Sevilla logró pisar área con algo más de peligro, pero nada que no arreglara la solvente defensa del Athletic.

Imprecisiones en el pase, una posesión estéril y la falta de ideas asfixiaba a un Sevilla impotente que veía como pasaban los minutos sin que el equipo hiciera notar su presencia sobre el campo. El primer tiempo terminaba con siete disparos del Athletic, tres entre los palos, y un disparo del Sevilla, ninguno a puerta.

La segunda parte comenzaba como un calco de la primera, despistes y fallos defensivos cedieron balones peligrosos a la delantera del Athletic. Nasri, único jugador que dio una impresión medianamente decente durante los minutos jugados, fue el encargado de tirar del carro. El centrocampista franco-argelino se inventó una gran jugada que no finalizó Carlos de forma acertada pero sí pudo rematar él mismo tras el rechace de Kepa.

Inmediatamente después llegó la reacción de Jorge Sampaoli, que introdujo en el campo a Vitolo y Mudo Vázquez por Correa y Carlos Fernández respectivamente.

Los del Txingurri Valverde volvían a golpear, esta vez por medio de Balenziaga (66’). El lateral del Athletic se fabricó y finalizó un golazo que dejó helado al equipo andaluz. La defensa rojiblanca, indolente, miró como Sirigu encajaba un cañonazo que ponía de pie a los aficionados del equipo vasco.

Los minutos posteriores fueron un intercambio de golpes entre ambos equipos. La ineficacia del Sevilla en ambas áreas fue manifiesta. Para el Athletic fue Saborit el que tuvo la ocasión más clara, pero fue bloqueada por Mercado. Destacó también la actuación defensiva de Yeray, central de 21 años del Athletic.

Ya en el minuto 89, Sirigu agredió a Aduriz con un codazo en la espalda dentro del área y fue expulsado con roja directa. Iborra ocupó su lugar en la portería y encajó el 3 a 1 de penalti (Aduriz). El partido del Sevilla, como un chiste de mal gusto, acabó tras los 4 minutos de descuento.

Alineaciones

  • Athletic: Kepa; De Marcos, Balenziaga, Laporte, Yeray; San José, Beñat (Sabin Merino); R. García (Saborit), Williams, Susaeta (Iturraspe); Aduriz.
  • Sevilla: Sirigu; Mariano, Pareja (Vietto), Mercado, Kolo; Iborra, Kranevitter; Correa (Vitolo), Nasri, Sarabia; Carlos Fernández (Vázquez).

Colegiado

Alejandro José Hernández Hernández amonestó a Aritz Aduriz, Mercado, Williams y Mariano con amarilla con amarilla y expulsó a Sirigu con roja directa.