Este fin de semana, al igual que el Sevilla FC, que empató a uno en Ipurúa, han disputado sus partidos los tres rivales del equipo de Sampaoli en la fase de grupos de la Champions League, y curiosamente ninguno de los tres ha conseguido hacerse con la victoria.

El resultado más sorprendente fue la derrota de la Juventus por 2-1 ante el Inter en el estadio Giuseppe Meazza. A pesar de que el cuadro visitante se puso por delante con la diana de Lichtsteiner en el minuto 66, sólo doce después los locales ya le dieron la vuelta al marcador gracias a los goles de Icardi y Perisic. En el descuento fue expulsado el exsevillista Banega por doble amarilla.

Tropiezo importante del Dinamo Zagreb en el estadio del Rijeka, dónde cayó por un abultado 5-2. Gorgon y Vesovic fueron los destacados en el conjunto de Matjaž Kek, firmando un doblete cada uno. Soudani y Pavicic anotaron para los de Zlatko Kranjčar, ya en la recta final, para maquillar algo el resultado.

Por último, el próximo rival del Sevilla FC en la máxima competición continental, el Olympique de Lyon, sacó un empate del Stade Vélodrome ante el Olympique de Marsella (0-0). El enfrentamiento estuvo marcado por la igualdad y todo concluyó sin goles y con reparto de puntos.