Inexplicable empate del Sevilla en Ipurúa tras jugar toda la segunda parte con un jugador más y el resultado a favor. Parece que la maldición a domicilio sigue alargándose, 16 meses después. El técnico argentino, Jorge Sampaoli, ha comparecido en sala de prensa y se ha mostrado decepcionado por haber dejado escapar dos puntos: «Podríamos haber ganado tranquilamente, pero no aprovechamos la oportunidad con hombre más y dejamos la reacción del rival. Estábamos muy ilusionados con ganar acá, queríamos una victoria, pero perdimos dos puntos. Tuvimos que reaccionar ante el gol de ellos, me da bronca no haber ganado este partido».

Sobre las lesiones de los centrales Rami y Carriço, se le ha preguntado si estarán para el derbi: «Es complicado para los dos. Habrá que esperar pero tienen complicado llegar al martes». Por su parte, Sampaoli ha intentado analizar la derrota: «Sabíamos que esta cancha y este rival son muy fuertes. Venían de ganar de visitantes, pero teníamos que haber sido más agresivos en la búsqueda del segundo gol. Hay que levantar cabeza y pensar en lo del martes».

Finalmente, el entrenador rojiblanco se ha referido a las rotaciones del once: «Uno intenta poner a los mejores, pero depende de lo que jueguen los jugadores. Hoy pensamos en que estos eran los mejores, también pensamos en el martes».