Fin a otro parón de selecciones en el que la mayoría de internacionales sevillistas vieron desde el banquillo los partidos de sus combinados nacionales. El que ha salido mejor parado ha sido el español Vitolo, quién tras un gran partido ante Bélgica consiguió estrenarse como goleador el lunes ante una débil selección de Liechtenstein. Además del gol, el canario acabó el partido con una asistencia a su compatriota Silva en los 79 minutos que estuvo en el campo.

Por otro lado, Rami y Kiyotake no disputaron ningún minuto en los encuentros ante Bielorrusia y Tailandia respectivamente. Los franceses no pasaron del empate en un partido en el que sí jugó el ex sevillista Kevin Gameiro, mientras que los japoneses consiguieron tres puntos más de cara a la clasificación al Mundial de Rusia 2018 ante Tailandia (0-2).

Siguiendo con los jugadores de la primera plantilla, los argentinos Kranevitter y Mercado también se quedaron sin jugar en el empate de la albiceleste ante Venezuela (2-2). Por último, Diego González, que anotó un gol en su estreno con el combinado español sub-21, tampoco jugó en este último partido frente a Suecia que se saldó con un agridulce empate en los últimos minutos (1-1).

Para acabar, los internacionales del filial tampoco tuvieron mejor suerte. Ondoa no jugó ningún minuto en la victoria de Camerún ante Gabón (2-1), Aburjania cayó lesionado con Georgia en el primer partido y estará alrededor de un mes alejado de los terrenos de juegos, y Vukcevic sí pudo disputar los 90 minutos con la selección sub-21 de Montenegro en el empate en Letonia (0-0).