Las tres torres de Zagreb

Con el gran peso fuera que supuso ganar en Leganés, el Sevilla afrontaba un nuevo encuentro en la máxima competición continental con la máxima ambición de volver a ganar tras un tramo histórico de empates y derrotas fuera de casa, desde que se ganara en Stuttgart 1-3 en 2009. Para jugar contra el equipo teóricamente más endeble del grupo, el Dinamo de Zagreb, Sampaoli cambió de esquema, y decidió poner en liza un 1-5-2-2-1 que parece ser la precuela de lo que impondrá el domingo ante el Atlético de Madrid.

Mapa de calor comparativo | Fuente: WhoScored
Mapa de calor comparativo | Fuente: WhoScored

Uno de los guiones que más hemos visto en este inicio de campaña en rojiblanco, ha sido el de posesiones sevillistas ante defensa por acumulación rival. Ese contexto se repitió en el día de ayer con la idea croata de salir a la contra en pocos toques como ya habían hecho Leganés o Alavés. La diferencia entre esos dos partidos mencionados y este envite se halla en el matiz de la línea de tres defensas que vimos ayer, cosa que permitía estar siempre en situación de superioridad ante ataques express por parte de los contrarios. De tal modo, cuando atacaban por los costados, se pasaba a defensa dinámica de cuatro.

Moviendo y moviendo el balón, en muchos tramos de partido, en el campo local se ubicaban 21 efectivos, es decir, todos los futbolistas menos Sergio Rico. Esa situación la vemos en la imagen anexa a continuación.

Fuente: BeinSports
Fuente: BeinSports

Ante este contexto, el más beneficiado era N’zonzi al no tener que meterse entre los centrales, cosa que evitaba que se crease un agujero por delante de la defensa, y siempre hubiese mínimo uno en ese proceso de salida que tanto le está costando recrear al Sevilla. Si a eso le añadimos a Nasri a su lado en posición de traslación, llegador y  creador, el Sevilla se llevó pocas pérdidas en lugares peligrosos.

Otro de los factores que volvió a ser clave en este cara a cara, fue la trascendencia de los laterales por fuera, incluso teniendo total libertad para a veces actuar más de interiores que de carrileros y colocándose en ocasiones por delante de los dos mediapuntas libres (Vitolo y Franco Vázquez). Incansables generaron por fuera para finalizar por dentro.

Otro de los efectivos que está siempre bajo lupa es Luciano Vietto, que no marcó pero, como en Leganés, jugó para sus compañeros. Podemos ver en la imagen adjunta como desaloja su zona, arrastra al rival a un sitio que no le corresponde, y ese agujero lo aprovecha Nasri para meter el tanto de la victoria.

vietto-crea1 vietto-crea-2

Partido inteligentísimo del Sevilla FC de cara al encuentro del domingo ante el Atlético de Madrid en casa. Tres puntos, la clasificación para octavos encauzada, y una prueba sin excesivo cansancio para ajustar el sistema.