Mojados de alegría

En un día más digno de Inglaterra que de Andalucía, Sevilla y Atlético se veían las caras en uno de los duelos más atractivos de esta jornada nueve de LaLiga Santander. Con un punto de ventaja, el fútbol más convincente de casi todo el continente y la racha positiva de Simeone ante su rival, los madrileños partían con una ligera ventaja que se había materializado en duelos anteriores con una gran pegada.

Con el pitido inicial del colegiado valenciano Martínez Munuera, los capitalinos salieron a por todas, en busca de la no especulación del partido y la victoria de más quilates en lo que llevamos de campeonato doméstico, pero se encontraron con un muro que sólo dejó pasar una vez a Gameiro para que este errase su tiro cruzado ante el meta local.

Tras desquitarse tal presión, los rojiblancos se hicieron con el mando del partido, con buenas combinaciones que solían terminar en errores no forzados que dejaban a merced del Atlético contraataques en pocos toques. Por fortuna para los locales, no se llegaron a concretar y el empate permaneció durante todo el primer acto, a pesar de haber disfrutado Correa de un mano a mano ante Sergio Rico, y los sevillistas de algunos acercamientos que entraban dentro del toma y daca en el que había entrado el envite.

Con mosqueo de la parroquia nervionense con el colegiado, y el justo 0-0 se llegó al final de una primera mitad notable en cuestión andaluza, más allá de las pérdidas generadas en términos peligrosos.

Los segundos cuarenta y cinco minutos calcaron el final de los primeros, y pronto el Sevilla se encontró con una triangulación perfecta que concluyó con un recorte y un tiro al palo de Samir Nasri que levantó a una grada ensombrecida por el día tan apático que se presentaba.

Tal ocasión tuvo continuación con otra tras centro de Mariano, esta vez con final distinto, al realizar Oblak una estupenda estirada que evitó un tanto de Vitolo. Tal situación fue enfriada por Gameiro con una acción por banda derecha finiquitada en el lateral de la red y un disparo seco de Filipe Luis.

Las sensaciones del conjunto de Sampaoli eran positivas, se tenía el balón y no se acercaban los madrileños, y como colofón a eso llegó una gran contra hilada por Vietto y Nzonzi que este último se encargó de convertir en rédito local con una galopada y finalización estupendas.

Con el 1-0 en el marcador, los hispalenses se centraron en mantener la pelota, cosa que llevó al disfrute de más ocasiones para aumentar la ventaja. En ese contexto, Koke recibió su segunda amarilla para así, poner más de lado rojiblanco la balanza. Aún así, no dejaron de ser sufridos los últimos minutos, y fue Godin el que pudo igualar en el añadido el encuentro.

Tras una inmensa racha positiva del Cholo contra el Sevilla desde su llegada a España, Sampaoli logró plantarle cara y acabar con un rival de los más complicados de la liga, colocándose así líder provisional y asegurándose el segundo puesto.

Alineaciones

  • Sevilla FC:Sergio Rico; Mariano, Rami, Pareja, Mercado, Escudero; N’zonzi, Nasri, Vitolo, Franco Vázquez (Iborra); Vietto (Correa).
  • Atlético de Madrid: Oblak, Godin, Savic, Juanfran, Filipe Luis; Carrasco (Tiago), Gabi, Koke, Correa (Nico Gaitan); Griezmann, Gameiro (Fernando Torres).
Colegiado:

Juan Martínez Munuera (Comité de Árbitros de la Comunidad Valenciana), amonestó a Mariano, Nasri, Nzonzi, y Rami por los locales, y a Correa, Koke (2), y Gabi por los colchoneros.