El Sevilla FC regresa del parón liguero para enfrentare en tierras gallegas al Deportivo de la Coruña. Decimosextos con 10 puntos, los de Gaizka Garitano necesitan definirse como equipo a base de victorias que den confianza al conjunto y a su afición. 

No está siendo un buen comienzo de temporada para el Depor. Con tan solo dos victorias en su haber y con un juego bastante indefinido y pobre, los de Garitano no están consiguiendo rendir al nivel esperado. El duro varapalo recibido en Vigo ante su eterno rival ha ahondado en las dudas de un equipo que necesita solidez y consistencia en su idea de juego. Actualmente, el Depor no consigue ser peligroso en área rival, donde apenas genera ocasiones, y tampoco es contundente en área propia, donde encaja con facilidad.

Garitano intenta ensamblar sus piezas para conseguir un Depor competitivo, pero aún es su asignatura pendiente. Cuenta con hombres como Bruno Gama, Marlos, Fajr y Andone en la zona ofensiva. Jugadores que necesitan vivir en campo contrario para explotar sus mejores virtudes. Sin embargo, en su parcela defensiva no cuenta con hombres cuyas características sean propicias para jugar en defensa adelantada y permitir a sus delanteros jugar más cercanos a portería rival. Sidney, Albentosa, Arribas o Fernando Navarro son jugadores que necesitan estar cerca del área propia y es donde Gaizka esta prefiriendo la altura del equipo.

Como consecuencia vemos un Depor que, dependiendo de la fase del juego, se encuentra muy partido en transiciones. Inerte cuando sale desde atrás debido a los numerosos metros que debe recorrer y frágil cuando debe regresar desde arriba porque no cuenta con jugadores de recorrido defensivo.

Mientras dota de consistencia a su equipo, Garitano emplea un 4-2-3-1 para ser compactos y ordenados defensivamente. Lo consigue por tramos del encuentro, pero le resta virtudes a jugadores con vuelo como Juanfran o Luisinho. Y también resta a jugadores como Fajr, Emre o Guillerme, que rinden más combinando en tres cuartos que siendo lanzadores de contragolpes.

En definitiva, el Sevilla se enfrentará a un rival que busca la forma de ser más dañino, pero que en esa búsqueda solo está encontrando debilidades. Mientras se decide en qué forma puede el Depor ser mas fiable, Garitano necesita resultados que respalden su apuesta deportiva y el proyecto gallego. Manteniendo la portería a cero, el conjunto herculino poco a poco irá ganando la consistencia necesaria para definirse y ejecutar un plan efectivo.

Claves

Posible once de Garitano
Posible once de Garitano
  • Los espacios perjudican mucho al Depor. Una circulación rápida de balón y aprovechar las pérdidas rivales puede ser fundamental para el Sevilla.
  • El balón parado es la principal virtud de los gallegos. Ojo a los lanzamientos de Fajr y los remates de hombres como Andone o Albentosa.
  • El Depor no funciona bien al contragolpe por lo que la defensa de tres puede ser una opción para Sampaoli, pero la presión en bloque medio sí es buena. Deberá minimizar riesgos en el centro del campo el conjunto sevillista.
  • Partido fundamental para que Mariano y Escudero doten de profundidad por los costados. El Depor esperará ordenado y junto en fase defensiva. De ellos dependerá que se consiga dar amplitud al campo.