Fiesta de goles

Siempre será bonito y especial recordar la zurda de diamantes del tercer anillo del Ramón Sánchez Pizjuán. Qué mejor manera de recordarlo que volviendo a disputar el Trofeo Antonio Puerta junto a uno de los clubes con más nombre de la historia del fútbol. Los aficionados de Boca Juniors respondieron a la perfección e hicieron caso a la llamada de presenciar este homenaje. 

Sampaoli aprovechó este encuentro para plantar sobre el terreno de juego a los jugadores que menos minutos estaban disfrutando a lo largo de esta temporada. Kolo regresaba al once mucho tiempo después y las sensaciones que dejó el francés fueron similares a las vistas en estos últimos meses, es decir, malas. 

Poco tenemos que contra hasta la llegada del primer tanto del encuentro. Ambos equipos usaron los primeros compases para tantearse y repartirse el control del cuero. Serían los argentinos encargados de abrir la lata con un gol que saldría de los pies de Benedetto. El delantero escondió a la perfección el balón y lo mando pegado al palo, donde nada pudo hacer Sirigu. El guardameta italiano mostró carencias a la hora de sacar el balón jugado desde atrás, cosa que penalizó al Sevilla FC debido a la alta presión de los jugadores argentinos. 

Responderían los hispalenses por mediación del «Tucu» Correa. El argentino fue uno de los más participativos del encuentro pero no logró encontrar puerta en las muchas ocasiones que tuvo. El gol del empate llegría por mediación de N’zonzi con un disparo raso y a primer toque. El francés demuestra día sí día también que es uno de los jugadores más en forma de toda Europa. 

Aún había tiempo para que los pupilos de Guillermo Barros anotaran un segundo gol. Con tantos errores defensivos raro es poder tener el lujo de no ir por debajo del marcador. Verón se encargaría de de avergonzar a Kolo con un gran regate dentro del área y, tras dejar sentado al francés, subiría el segundo al luminoso. 

Si los seguidores de Boca le dedican canciones al 10 argentino es por algo. En la segunda parte veríamos uno de los mejores goles que se van a producir en el Ramón Sánchez Pizjuán a lo largo de la temporada. Una preciosa vaselina de Carlos Tévez ponía mucha tierra de por medio en el marcador antes de que Vietto ingresara en el tapete verde. 

No se rendirían los locales que, a falta de diez minutos para el final, se acercaban al empate gracias al tanto de Kolo en un córner. El francés limpiaba así su mala actuación de la primera parte. Con este gol se caldeaba el partido y los jugadores lo agradecía. Con la grada volcada llegaba el gol de Vietto. Cuando parecía que todo estaba sentenciado Tévez subía el cuarto al marcador y proclamaba a los suyos campeones del VIII Trofeo Antonio Puerta. 

Alineaciones

  • Sevilla FC: Sirigu, Mariano, Carriço, Iborra, Kolo, Kranevitter, NZonzi (Vázquez), Correa (Vietto), Ganso, Sarabia y Ben Yedder.
  • Boca Juniors: Sara, Jara, Tobio, Insaurralde, Silva, Bentancur (Bou), Gago (Pablo Pérez), Pavón (Cubas), Tévez, Centurión (Zuqui) y Benedetto (Carrizo).