El Sevilla FC visita Granada para enfrentarse a uno de los equipos mas frágiles y preocupantes de nuestra Liga. Sumido en una crisis de resultados, Lucas Alcaraz ha tomado las riendas de un equipo que necesita encontrar una identidad mientras vira su planificación de inicios de temporada en un giro de 180 grados. Últimos con cinco puntos, los nazaríes necesitan victorias en el Nuevo los Cármenes para salir de la quema lo antes posible.

No conocer aún la victoria en Liga y ser uno de los equipos más goleados de las grandes ligas europeas nunca es un dato alentador. El Granada de Lucas Alcaraz se encuentra inmerso en uno de los momentos más complejos de la temporada, asimilando el cambio de entrenador y una propuesta bien distinta a la que defendía Paco Jémez

Fueron muchos los fichajes de un verano convulso en Granada.. Llegadas que no hicieron olvidar salidas como las de Peñaranda y El-Arabi y, por consiguiente, desembocaron en una crisis en el conjunto nazarí. Las malas sensaciones y los resultados negativos costaron el puesto a un Paco Jémez que se mostró impotente a los mandos de su nuevo club. En su lugar llegó Alcaraz y de la mano del granadino el Granada está mostrando una identidad más acorde al potencial de la plantilla.

A paso lento, pero Alcaraz está consiguiendo mejorar la imagen de su nuevo equipo. Consiguió vencer, que aún no lo había hecho, en jornada copera intersemanal, lo que ha supuesto un soplo de aire fresco para un equipo y una afición alicaída. Con defensa de cinco y carrileros largos, el técnico granadino está dotando de mejores sensaciones en ambas fases al Granada. Su sistema es un 5-4-1 que se arropa bien por dentro y que busca los contragolpes a través de la velocidad de jugadores como Tabanou, Omer, Boga o Carcela. En punta ha encontrado a su referencia, Kravets, que comienza a rendir como delantero por delante de Barral o Bueno, y en la sala de máquinas se alternan jugadores de corte defensivo y equilibrio como Agbo, Samper o Jon Toral.

El carácter defensivo de Alcaraz primará en un partido donde el punto es bien recibido por los nazaríes. El equipo granadino espera llegar al último tramo de temporada con opciones, pero para ello su propuesta deberá ser algo más arriesgada a medida que avancen las jornadas. Es una prueba importante para un Sevilla que se enfrenta con el ojo puesto en Lyon y ante un equipo muy necesitado de alegrías.

Claves

Posible once de Alcaraz
Posible once de Alcaraz
  • El Granada de Alcaraz está paulatinamente mejorando su estructura defensiva y se nota en los últimos partidos, pero aún es un equipo bastante frágil en todas sus líneas. Los errores y despistes son habituales.
  • Los extremos reconvertidos aportan en ataque, pero desprotegen la zona exterior. El Sevilla puede encontrar una vía en los espacios generados tras sus subidas.
  • La baja de Nasri resta dinamismo en tres cuartos y la de Escudero profundidad lateral. Necesitará el Sevilla mucha presencia exterior para abrir al entramado nazarí.