Don Vicente Iborra

Undécimo y tercer clasificado se medían en el Estadio de Balaídos. Ambos conjuntos llegaban tras clasificarse en sus respectivas competiciones europeas. Los locales buscarían su sexta victoria consecutiva en su estadio, un estadio donde el Sevilla FC no ganaba desde el año 2006. La apuesta en la delantera de Samapaoli en el once titular sería la gran novedad del choque, ya que Ben Yedder le robaba la titularidad al argentino Luciano Vietto. 

El encuentro comenzó con el dominio sevillista. Después de que Vázquez y Yedder disfrutasen de las primeras ocasiones, Sergio Rico hacía acto de presencia sobre el tapete verde realizando grandes intervenciones. La primera se la haría a un jugador conocido por la familia hispalense; Iago Aspas no lograba batir al guardameta andaluz tras rematar un gran cero de su compañero Pione Sisto. El delantero, máximo goleador nacional hasta el momento con 9 tantos, participó mucho tanto en labores ofensivas como defensivas.

No se quedaba de brazos cruzados el Sevilla. N’zonzi, a la media hora, estrellaba con un cabezazo el esférico contra el larguero del arco defendido por Rubén Blanco. Los jugadores se marchaban al túnel de vestuarios después de que Nasri y Cabral se encarasen tras un pisitón, involuntario, del francés. 

Jorge Sampaoli movía fichas en el descanso debido a la lesión de Nico Pareja y e Iborra entraba en su lugar. El medio centro , a la larga, sería el protagonista del partido. El valenciano, en la primera que tuvo, abría el marcador rematando a la perfección un córner sacado por su compañero Sarabia. Desde este momento, los pupilos de Berizzo se volcaron en el ataque. Esto hizo que Sergio Rico siguiera demostrando su perfecto estado de forma. Con el paso de los minutos los rojiblancos dominaban con más claridad el encuentro, desesperando así a la afición azul que recriminaba todas las acciones posibles. 

Cuando el partido se encontraba en su recta final, Kolo volvía a tener minutos justo en la semana en la que el francés dejaba abierta su salida del barrio de Nervión. De una contra llegaría el segundo tanto del partido. Iborra engañaba a Rubén Blanco y sentenciaba el que era el encuentro numero 100 entre ambos clubes. Todavía quedaría tiempo para que el capitán completase el primer hat-trick de toda su carrera deportiva. Vitolo era derrumbado en el área y el valenciano sentenciaba desde los once metros el auténtico partidazo que ambos conjuntos habían realizado. Once años después, el Sevilla FC logra llevarse los tres puntos de Balaídos, manteniendo así el tercer puesto de la competición. 

DATOS TÉCNICOS

Alineaciones:

  • RC Celta de Vigo: Rubén Blanco; Roncaglia, Cabral, Sergi Gómez, Jonny; Tucu, Wass (Bongonda min. 74), Marcelo Díaz; Iago Aspas, Orellana y Pione Sisto (Guidetti min. 65).
  • Sevilla FC: Sergio Rico; Mariano, Nico Pareja (Iborra min. 45), Rami, Mercado; Sarabia, N’Zonzi, Vitolo, Franco Vázquez (Kolo min. 76), Nasri; y Ben Yedder (Correa min. 82).