Por primera vez desde que comenzó la campaña en el mes de agosto, los tres puntos volaron lejos del Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán. El Reus, gracias al tanto de Jorge Díaz de penalti, logró batir al Sevilla Atlético en su propio feudo. Un resultado quizás excesivo para el conjunto hispalense, y así lo dejaba entrever el técnico Diego Martínez, quien afirmó que sus jugadores tuvieron muchas oportunidades y merecieron marcar. «El equipo ha generado ocasiones, se ha dejado el alma«. Pese a ello, se mostró satisfecho en todo momento con la actitud de sus futbolistas, pero no con el resultado. «En líneas generales, el equipo hizo el partido que tenía que hacer«, explicaba.

Diplomático en la derrota, Diego Martínez felicitó al Reus Deportiu por su victoria en un partido «muy igualado, pero difícil». Por encima de todo, el técnico sevillista destacó las múltiples oportunidades de su equipo para marcar. «Me quedo con que hemos hecho ocasiones de gol, aunque nos faltó profundidad«. Pese a la derrota, Diego Martínez quiso finalizar la comparecencia recalcando nuevamente el trabajo de sus futbolistas, recordando la dificultad que entraña jugar en la división de plata. «No me gusta llevar razón, pero, en este sentido, lo tengo que decir. Lo llevo diciendo todo el año, esta categoría es igualadísima y complicadísima«, sentenciaba.