Seis años después, el Sevilla volverá a estar en los octavos de final de la competición más prestigiosa del mundo. Cierra la fase de grupos tal y como la empezó, con empate a cero y derrochando la casta que merece la entidad. El técnico Jorge Sampaoli ha valorado así la clasificación: «Estoy feliz por la clasificación a octavos de un torneo tan importante. Hemos jugado ante un rival de gran potencial, hemos tenido opciones incluso de ganar con alguna jugada de peligro. Es un sueño entrenar al Sevilla en Champions, aunque debimos habernos clasificado alguna jornada antes. Ahora toca pensar en la Liga, hay un encuentro muy difícil en Vigo y no queremos bajar la ilusión en ninguna competición».

Sobre su impresión viendo el partido desde el palco: «Ha sido una situación atípica, pero tenía que afrontarlo así por la sanción. No podía comunicarme con mi equipo, pero éste me dio la tranquilidad desde el campo para conseguir el pase». Por su parte, mira al futuro con ilusión: «Nosotros no ponemos límites ni nos conformamos con esto. Nuestra obligación es tratar de pelear también la siguiente clasificación a cuartos«.

Finalmente, se ha referido al plan táctico: «Pusimos a Vitolo y Sarabia porque nos daban la posibilidad de neutralizar a los laterales rivales y también provocaba que el Lyon no tuviera una referencia nuestra arriba. Fue el plan inicial».