El Sevilla FC se enfrenta este domingo a un rival en horas bajas: el CA Osasuna. Históricamente, ambos equipos han protagonizado duelos de altura, más encaminados a las batallas físicas que a duelos vistosos, es cierto, pero de altura. Un Osasuna-Sevilla suele ser sinónimo de tanganas, poco fútbol y predominio claro del físico a la técnica. Sin embargo, la diferencia evidente que actualmente define a ambos equipos marcará un devenir del encuentro bien distinto.

Osasuna es el equipo más irregular del campeonato. Enrique Martín dejó paso en los banquillos a un Joaquín Caparrós que más bien empeoró unos números que necesitaban mejoría. El equipo estaba lejos de su seña de identidad habitual. Jugadores a un nivel bajo, con poco convencimiento en su idea y con habituales errores en ambas áreas. El futuro del equipo necesitaba un cambio y es ahora, de la mano de Petar Vasiljevic, cuando se está intentado virar el rumbo. Desde la defensa de cinco, con tres centrales y dos puntas, el nuevo técnico está intentando dar solvencia en fase defensiva para conseguir dotar de una identidad al conjunto navarro.

Un sistema de 5-3-2 que sufre variaciones durante el encuentro. Lo más interesante tácticamente es la incorporación ofensiva de Clerc y Alex Berenguer, dos hombres que aportan mucho en ataque y que son los encargados de que Osasuna tenga una buena salida por los costados. Su centro del campo es más inconsistente en transiciones, pero la incorporación de tres centrales por detrás del doble pivote le está permitiendo a Osasuna juntarse mejor por el carril central. El objetivo del técnico serbio es claro: sumar puntos desde la solidez en defensa.

Sin duda, la mejor noticia de los navarros está siendo su delantera. Sergio León ha sido el único rayo de luz de un equipo a la deriva. Acompañado en ataque por un Oriol Riera que parece reencontrarse con el gol, el delantero andaluz es capaz de gestionarse sus propias jugadas. Tiene buena calidad técnica, lee bien las jugadas y tiene mucho gol. Ya despuntó con el Elche en Segunda División y, por el momento, es de los jugadores más interesantes de nuestra competición.

El Sevilla es claro favorito, pero no se le da bien responder ante equipos a priori vencibles. La lección de Granada le debe servir a un Sampaoli que irá a por todo en el encuentro. Dominará el balón y deberá someter a un conjunto navarro que buscará elevar el nivel de intensidad llevando el encuentro a lo físico.

Claves

Posible once de Vasiljevic
  • Sergio León es la principal amenaza de los de Pamplona. Ataca bien los espacios entre el central y el lateral.
  • Osasuna es muy frágil en toda su fase defensiva. Vasiljevic está reconfigurando a un equipo en leve mejoría, pero que hace aguas con el paso de los minutos.
  • El Sevilla deberá tener mucha profundidad por fuera para poder hacer frente al entramado que conformará el técnico del conjunto rojillo. La doble punta sevillista puede ser una buena opción para este duelo.