Honrar el escudo

Nadie creía en la hazaña a pesar de todo lo que rodeaba al encuentro. Ambiente que parecía frío en las gradas, alineaciones con los algunos menos habituales y, sobre todo, una losa en forma de resultado de la ida. Sampaoli se empeñó en llevar la contraria al groso de la parroquia sevillista, y con las señas de identidad de su fútbol, nos brindó un verdadero espectáculo de fútbol que haría las delicias del espectador neutral.

Sin miedo a nada, el Sevilla no escuchó y siguió. Le plantó cara a un Madrid que tenía todas las de ganar, y pronto empezó a acumular muchos jugadores en área contraria. La presión inagotable de los locales arrinconó a un rival que se veía sobrepasado pero que dejaba sensación de peligro cada vez que salía tras córner.

Así, tras varios tiros al arco de Kiko Casilla por la parte local, fue Danilo el que se introdujo el balón en su propia meta tras un gran centro de Sarabia que, de no haber sido cortado por el brasileño, ya tenía a Iborra como receptor para empujarla. El guión inicial no podía haber salido mejor para los de Nervión. Adelantados en el marcador, sólo tenían que calmar y controlar los tempos, y ahí se ralentizo el encuentro hasta llegar al descanso.

La segunda mitad se iniciaba con dos protagonistas. Jovetic, porque debutaba, y Asensio, que acabó con las aspiraciones sevillistas a los pocos minutos de haber comenzado el segundo acto. Aún así, los de Sampaoli no bajaron los brazos y siguieron intensos hasta tal punto que respondió a los pocos minutos: Jovetic se estrenaba como goleador con un soberbio tanto a pase de Escudero.

Lejos de quedarse de brazos cruzados, Iborra respondió doblemente para incrementar la ventaja hispalense y hacer soñar a su afición. Había vida, Zidane se dio cuenta y reestructuró al equipo para salir al contraataque y aprovechar las ansias andaluzas por dar la sorpresa. Así llegó el penalti sobre Casemiro que transformó Sergio Ramos, y, tras un par de rebotes, el tanto de Benzema sobre la bocina que alarga la racha madridista sin perder un partido más, para superar a la racha de Luis Enrique.

El empate no dice nada, sólo deja de manifiesto una lucha por remontar la eliminatoria que pocos hubieran pensado al principio del envite. El Sevilla de Sampaoli no se rindió, se levantó y honró el escudo que llevaba en el pecho.

Alineaciones

  • Sevilla FC: David Soria; Mercado (Vitolo, m. 64), Rami, Lenglet; Sarabia, Iborra, Kranevitter, Escudero; Correa (Jovetic, m. 44), Vietto (Nasri, m. 54) y Ben Yedder.
  • Real Madrid CF: Casilla; Danilo, Nacho, Ramos, Marcelo; Lucas Vázquez (Carvajal, m. 63), Kroos, Casemiro, Asensio; Mariano (Kovacic, m. 57) y Morata (Benzema, m. 75). 

Tarjetas

Undiano Mallenco (Comité Navarro). Mostró cartulina amarilla a Mercado, Lucas Vázquez, Iborra, Kovacic, Jovetic, Casilla y Casemiro.