Partido para olvidar en el Bernabéu. Un Sevilla desconocido sale goleado ante un Madrid repleto de suplentes que ha sido dueño y señor del partido en todo momento. Entre el propio Sevilla y la vergonzosa actuación de Mateu Lahoz han firmado prácticamente la sentencia de muerte en Copa. 

El entrenador Jorge Sampaoli, el cual no ha estado nada acertado hoy, ha lamentado el gran ‘petardazo’: «El primer tiempo fuimos sorprendidos por la presión del Madrid, muy intensa. No pudimos dominar y ya en desventaja nos controlaron muy bien. Nos faltó intensidad en el primer tiempo y eso me sorprendió, es nuestra responsabilidad. Hay que evaluar bien las sensaciones. Fuimos superados y hacía tiempo que no lo sentíamos. Hay que tratar de reencontrarnos con las características del final de 2016, por ahí pasa que nos levantemos».

El argentino no da la eliminatoria por perdida, aunque sabe lo difícil que se antoja la vuelta: «La eliminatoria está compleja pero lo vamos a intentar en nuestro estadio con mejores intenciones. Pelearemos hasta el último momento. Hoy tuvimos dos acciones muy claras pero no estuvimos acertados». Sobre el árbitro, no se mojó: «El árbitro siempre tiene decisiones que se pueden analizar, pero nunca lo hago porque a veces te favorecen y otras no. A la distancia que estoy no puedo evaluarlas. El Madrid fue superior y eso es lo que hay que trabajar».