El Sevilla FC vuelve al Sánchez Pizjúan tras su victoria ante Las Palmas y lo hace en la semana previa a su jornada de Champions League. La visita no es baladí. El Eibar de Mendilibar es uno de los equipos más en forma del momento con doce tantos en sus últimos tres encuentros en los que ha conseguido los nueve puntos posibles. Se encuentran séptimos con 35 puntos, una posición privilegiada para los armeros, que sueñan con entrar en puestos europeos.

Mendilibar vuelve a dirigir un año más al conjunto granota y lo hace con un grupo que sufrió bajas importantes en verano, pero que ha conseguido mantener un bloque compacto y con las ideas bastante claras. Se marchó en verano su jugador estrella, Borja Bastón, y también Keko, pero han llegado buenos refuerzos como Pedro León, Gálvez o Bebé. Todos han conseguido adaptarse y aportar en el conjunto granota, especialmente el murciano ex del Getafe y Real Madrid. Jugadores como Sergi Enrich han conseguido hacer olvidar los tantos de Borja Bastón, el ex del numancia está en plena racha goleadora y es el máximo artillero de los vascos.

El esquema vasco se funda en un 4-2-3-1 que se convierte en 4-4-2 en fase defensiva. Su mayor arma es esperar en repliegue bajo para hacer una rápida salida al contragolpe, pero también funcionan haciendo una presión alta para buscar el robo y llegada a área.  Y es que el Eibar es un equipo capaz de equilibrar el rigor defensivo con buenas transiciones ofensivas. Se forma desde atrás, intentando no desequilibrarse y tener siempre un orden táctico en el terreno de juego. Todos defienden y todos atacan, lo que lo convierte en un equipo difícil de dañar y que te puede superar si la concentración defensiva no es la adecuada.

Especialmente interesante es la banda de Pedro León. El murciano es clave en el esquema de Mendilibar por su proyección ofensiva y golpeo. Además, se le suma su compañero Capa, un extremo reconvertido que da profundidad constantemente por la banda derecha. Por la izquierda Arbilla, mucho más contenido en sus idas y venidas, protege la espalda de Inui, Bebé o Rubén Peña, que alternan la titularidad. Para Mendilibar el juego exterior es básico. Centra sus ataques en jugar por fuera porque cuenta con un excelente rematador como Sergi Enrich y un llegador nato como Adrián.

No le será fácil a Sampaoli preparar un encuentro ante un equipo que deja pocos resquicios. Llega con la baja de Ramis y Dani García, pero el compromiso colectivo del equipo funciona independientemente de las piezas que lo conformen. Veremos si el técnico de Casilda opta por dar descanso a sus mejores hombres de cara al partido de Champions o si, por el contrario, decide ir con todo para superar a uno de los mejores equipos del momento.

Claves 

Posible once de Mendiliar
  • El Eibar se junta bien por dentro, pero deja espacios exteriores, especialmente por la derecha. Las entradas por los laterales deberán ser bien trabajadas por los sevillistas con Mariano y Escudero a altura elevada.
  • El balón parado es una buena arma para los armeros. Pedro León es un magnífico lanzador y cuenta con hombres que van bien por arriba.
  • El Sevilla dominará con balón, pero el Eibar no se encuentra incómodo cediendo protagonismo. Sus contragolpes son letales si se cometen pérdidas en zonas inoportunas.
  • La visita del Leicester en Champions y el derbi de la semana que viene pueden distraer a una plantilla que sabe de la importancia de lo venidero. En Granada sucumbió a dichos factores. Importante pensar en los 3 puntos del Eibar.