Con el fútbol a otra parte

Con un ambiente excelente para ver y practicar balompié, el Ramón Sánchez Pizjuán acogía un vibrante Sevilla-Eibar que venía a relucir la gran campaña que están realizando ambos contendientes desde diferentes postulados de sus entrenadores, que poco tienen que ver entre sí.

En lo que podemos nombrar como un partido de esos vulgarmente conocidos como ‘tácticos’, ninguno de los dos equipos consentía que sus fallos fuesen más groseros que los del rival, por tanto, sin arriesgar mucho, se sucedían posesiones sin profundidad y muchas pérdidas fruto de la imprecisión que provocaba la presión vasca. Sin excesivas ocasiones, lo más peligroso del encuentro estaba siendo un centro envenenado por el aristocrático Pedro León, hasta que en una ruptura a la espalda de la defensa visitante, Jovetic y Ben Yedder conectaban dentro del área para dar un genial regalo a un Pablo Sarabia que no perdonó ante Yoel.

Desde ese punto hasta el final de los primero minutos, los locales entendieron verdaderamente lo que necesitaba su juego para hacer daño, pero el marcador no cambió ni para los unos ni para los otros. Los rojiblancos se iban al descanso con una leve sensación de superioridad final y, por supuesto, una renta corta pero agradable.

La presión de los eibarreses, como era lógico, fue aminorando fruto del físico imprimido durante toda la primera mitad. A partir de ahí, el Sevilla, con más trabajo que brillantez, adquirió más verticalidad por los costados para llegar al área visitante con peligro y eximir cualquier tipo de posibilidad en la cuestión de la remontada visitante. Sin desgaste, los dominios de Yoel fueron notablemente pisados sin éxito hasta que Jovetic, de nuevo protagonista, realizó una monumental cabalgada por la banda derecha para asistir a un recién entrado Vitolo que cerró la contienda sin bajas para las próximas y tres puntos más en el bolsillo.

Lastrado por la posibilidad de ver una amarilla o lesionarse, provocó que los hispalenses realizaran un partido lejano de su conocida intensidad, y más cercano al pragmatismo imperante en varios envites de esta temporada. Objetivo conseguido. Victoria de quilates, carencia de bajas para el derbi, y motivación extra para la importante cita del miércoles en Champions League. Ahora toca irse con el fútbol, a otra parte.

 

FICHA TÉCNICA

Alineaciones:

– Sevilla F.C.:  Sergio Rico; Mercado (Mariano, m. 46), Rami, Lenglet, Escudero; Sarabia, Nzonzi, Nasri (Kranevitter, m. 69), Franco Vázquez; Jovetic y Ben Yedder (Vitolo, m. 58).

–S.D. Eibar:  Yoel; Capa, Mauro dos Santos, Lejeune, Arbilla (Luna, m. 66); Fran Rico, Escalante; Pedro León, Adrián (Bebé, m. 66), Rubén Peña (Nano, m. 81); y Sergi Enrich.

Goles: 1-0, m. 30: Sarabia. 2-0, m. 91: Vitolo

Árbitro: Álvarez Izquierdo (Comité Catalán). Mostró cartulina amarilla a Arbilla, Fran Rico, Escudero, Mariano y Capa.