El Sevilla FC recibe en el Ramón Sánchez Pizjuán a uno de los rivales inmersos en la guerra por el descenso. El Leganés de Asier Garitano no está siendo nada regular en esta campaña y lejos de Butarque sus números no son positivos. No gana desde octubre. Decimosextos con 24 puntos, los pepineros son conscientes de que la batalla en el Pizjuán no corresponde a «su liga».

El Leganés aterrizó en Primera con la firme intención de dar guerra. Bajo el 4-2-3-1 que plantea Garitano, los madrileños se hicieron fuertes en la parcela defensiva y sorprendían a sus rivales con buenas transiciones. Gabriel Pires, Omar y Szymanowski destacaban sobre el resto, pero tan solo el argentino ha mantenido su nivel. En invierno llegaron hombres para dar otro aire a un equipo que se fue apagando y que aún no ha encontrado su luz definitiva. Hombres como Samu García o El Zhar, que aún necesitan dar ese paso por el que se les contrató.

No existe una figura concreta que destaque sobre el resto. El conjunto de Garitano se sustenta con una maquinaria que funciona bien en el centro, liderado por Rubén Pérez y también desde su zaga con Mantovani. Sin embargo, deja muchos resquicios en las fases del juego, convirtiéndolo en un equipo vulnerable y fácilmente dañable. Un problema al que hay que sumar su escasa capacidad goleadora. Con 21 tantos es el equipo que menos goles tiene a favor de toda la categoría.

El partido puede despistar al Sevilla. El partido del martes acaparará todas las miradas, pero continuar en la pelea por la Liga es algo que deberá mantener a toda costa. Sin Nasri, Vitolo ni Pareja, Sampaoli dará oportunidades a hombres que deben dar un paso al frente. Es hora de dar un paso más a nivel de juego y ese punto de inflexión debe darse ante el Leganés.

Claves

Posible once de Garitano
  • La presión adelantada que plantea el Leganés puede generar peligro en la salida de balón sevillista. Sin embargo, en este encuentro comenzarán con un repliegue bajo que debe aprovechar el conjunto de Sampaoli para ser profundo. 
  • Los costados son un punto débil claro de los pepineros. Con los laterales doblando a los extremos se generará la profundidad suficiente para poner en aprietos al conjunto local.
  • El Sevilla es superior y el Leganés es consciente de que su Liga no se pelea en el Sánchez Pizjuán. Aún así, no marcar un gol tempranero podría poner cuesta arriba un partido que, con el paso de los minutos, más intentará defender Garitano.