Pinchazo 

Mendizorroza nunca fue una plaza fácil de torear. El equipo dirigido por Mauricio Pellegrino puede estar satisfecho con la temporada que está realizando. Si este equipo ha llegado a la final de copa ha sido gracias al buen fútbol y a la garra que sobre el terreno de juego pone en cada encuentro. El Sevilla FC, que ganó el encuentro de ida en la prórroga gracias a un gol de Ben Yedder, no tuvo la misma fortuna que en el Ramón Sánchez Pizjuán. El francés volvió a marcar pero su equipo no consiguió ganar. 

Ambos equipos salieron enchufados al tapete verde. La primera ocasión la disfrutaría Manu García después de que Mercado no lograse despejar bien el balón dentro del área. El argentino supo remediar el error y cortó el disparo del mediocentro. Vitolo se encargaría de responder con un chut fuerte y colocado que no lograba encontrar el arco defendido por Pacheco. Los locales, con una presión bastante elevada, incordiaban a un Sevilla que, una vez pasada la primera línea de defensa, encontraba con mucha más facilidad los espacios. Minutos más tarde se cantaba gol cuando Deyverson, sin nadie que le molestase en el segundo palo, mandaba el balón con un cabezazo por encima del larguero. 

Con ambos equipos desplegando un gran fútbol llegaría el primer tanto del partido. Sarabia, uno de los mejores jugadores de la temporada, después de conducir el esférico regalaba una nueva asistencia a Ben Yedder para que el francés, con un latigazo, abriese el luminoso. Los de Sampaoli disfrutaban de su mejor momento sobre el césped e intentaban seguir poniendo tierra de por medio en el marcador. Ben Yedder, que estaba en todas, protagonizó junto a Iborra una gran contra; para desgracia visitante, el disparo del valenciano no salía bien encaminado. Con este resultado se marcharían los jugadores al túnel de vestuarios. 

El goleador del encuentro tuvo en sus botas una nueva ocasión en el arranque de los segundos cuarenta y cinco minutos. A partir de aquí los locales se propusieron cambiar la historia del partido y embotellar al cuadro hispalense. Las intentonas de Toquero, Camarasa e Ibai sirvieron para calentar a una afición que explotaba con el gol de Katai a quince minutos del final. Erraba el Sevilla en la salida de balón y el extremo local lo aprovechaba. Sergio Rico con sus intervenciones logró salvar un punto vital para poder seguir soñando con el título liguero. 

Alineación:

  • Alavés: Pacheco, Kiko Femenía, Laguardia, Feddal, Theo Hernández, Llorente, Camarasa, Manu García, Ibai Gómez, Toquero y Deyverson.
  • Sevilla FC: Sergio Rico, Escudero, Pareja, Lenglet, Mercado, N’Zonzi, Kranevitter, Iborra, Sarabia, Vitolo y Ben Yedder.