El elixir de la efectividad

Así es el fútbol. La efectividad, el acierto, la eficacia… muchos conceptos, pero una misma idea. El gol es lo que cuenta. El Sevilla Atlético lo intentó, pero no encontró fortuna (solo cuando ya era tarde), y el Almería sí lo hizo. Los dos zarpazos de Kalu Uche y Fidel valieron a los locales para conseguir una balsámica victoria y derrotar a un filial sevillista cuya reacción, con el gol de Carrillo, llegó demasiado tarde.

Con el agua al cuello y consciente de la importancia del encuentro. Así salió el Almería al rectángulo central. Una presión que contrastaba con la situación de tranquilidad en la que llegaba el filial sevillista. Con más pundonor que fútbol, el equipo de Ramis comenzó apretando a un Sevilla Atlético que buscaba mantenerse fiel a su estilo de juego. Sin dominador claro, pero con dos equipos tratando de imponer su ley desde el primer minuto. Mucha disputa, igualdad… pero sin mucho que contar en el primer tramo de encuentro.

Al menos hasta el minuto 25, donde el partido tomó otro cariz. En mitad del tanteo entre ambos conjuntos, Kalu Uche golpeó primero y adelantó a los suyos aprovechando un buen centro de Quique. Pocos acercamientos del conjunto almeriense, pero efectivos. Un gol que permitía soñar al equipo del Mediterráneo y obligaba al filial sevillista a reactivarse en busca del empate. Sin embargo, los intentos de reacción de los hispalenses eran sumamente tímidos pese a disponer más de la posesión de la pelota. Con voluntad, pero sin profundidad ni efectividad de cara a portería. 

El Almería supo aprovechar sus ocasiones para decidir el encuentro | Foto: Laliga

Los cuarenta y cinco minutos restantes prometían ser otra historia. Un Sevilla Atlético más incisivo llevaba ahora la manija ante un Almería que continuaba dando guerra. Solo faltaba el gol, la efectividad que el conjunto local sí tuvo en la primera parte. Pozo, Ivi y Marc Gual comenzaban a aparecer, a ganar protagonismo y presencia en la zona de ataque. Lo seguía intentando el filial. Pero el fútbol es eficacia y acierto, un deporte en el que el factor primordial es el gol. A los sesenta y ocho minutos, Marc Gual tuvo una oportunidad muy clara para igualar el partido, pero falló. En la siguiente jugada, Fidel no perdonó y colocó el segundo tanto para la sentencia. Una vez más, se cumple el tradicional dicho en el mundo del balompié: «Quien perdona, termina perdiendo». 

Tocado y hundido. Pese a que todavía quedaban veinte minutos para el final, los hispalenses acusaron en exceso este segundo revés. El Sevilla Atlético no se rindió y se volcó, aunque su reacción llegó demasiado tarde. El gol de Carrillo no fue suficiente y el filial terminó marchándose de vacío del estadio Juegos del Mediterráneo

Ficha técnica

Alineaciones

  • UD Almería: Casto, Motta, Morcillo, Ximo, Nano, Borja, Joaquín, Fidel, Quique, José Pozo, Kalu Uche.
  • Sevilla Atlético: José Antonio Caro, David Carmona, Diego González, Bernardo Cruz, Matos, Yan Brice, Fede San Emeterio, Borja Lasso, Pozo, Ivi, Marc Gual. 

Sustituciones:

  • UD Almería: Azeez (José Pozo, min. 61), Gaspar (Kalu Uche, min. 76), Fran Vélez (Borja, min. 84).
  • Sevilla Atlético: Cotán (Yan Brice, min. 60), Curro (Pozo, min. 74), Carrillo (Borja Lasso, min. 89).

Goles: 1-0 (Kalu Uche, min. 24), 2-0 (Fidel, min. 68), 2-1 (Carrillo, min. 90).

Árbitro: Valentín Pizarro Gómez (colegio madrileño). Por parte de la UD Almería, amonestó a Morcillo y Motta. Por parte del Sevilla Atlético, amonestó a Yan Brice y Borja Lasso.

Estadio: Juegos del Mediterráneo.