Análisis | El rival: Real Madrid

Zidane ha conseguido aunar una de las mejores plantillas de Europa

0
271
La victoria del Real Madrid puede certificar el campeonato liguero | Foto: La Liga

El Sevilla FC visita el Bernabéu para medirse a un Real Madrid en pleno estado de forma. Los de Zidane llegan tras clasificarse para la final de Champions y con una Liga que, de vencer a los de Sampaoli, tendrían en el bolsillo.

Pocos lunares ha mostrado tener el equipo merengue esta temporada. A las órdenes de Zidane, tanto los hombres titulares como los suplentes han rendido a gran nivel. Sin duda, este Real Madrid ha contado con la mejor plantilla de nuestra liga, con un fondo de armario lo suficiente amplio para vencer en cualquier campo. Y, realmente, así ha sido. Los de Zidane han arrasado este año. Tan solo la victoria in extremis del Barça en el Clásico retarda un alirón que parece próximo. Es muy asequible el calendario de un Madrid que solo tiene al Sevilla como obstáculo preocupante hasta final de temporada.

Con el 4-3-3 habitual, Zidane volverá a linear a su equipo de gala ante el equipo sevillista. Un equipo que por la baja de Bale deja una vacante que varía cada partido. En Champions fue Isco el elegido. el hombre más determinante del Madrid en los últimos duelos. Su desequilibrio, velocidad en el pase y gol están poniéndole las cosas muy difíciles a James. el colombiano juega poco y cuando lo hace consigue ver puerta, pero parece estar por detrás en las preferencias de Zizou. Con todo ello, no es de extrañar que para este choque James forme tridente ofensivo junto a Cristiano y Benzema, que sí parecen claros de inicio.

La eficacia y buen estado de forma del llamado “Plan B” del Real Madrid también genera incógnitas en las figuras protagonistas. Morata, Lucas Vázquez y Asensio disputan cada partido un puesto en el once. Puesto que conseguirían en cualquier otro equipo, pero que no les sirve para ser indiscutible en el equipo blanco. Aún así, Zidane ha demostrado confiar en ellos y no sería de extrañar que el técnico francés utilizara de inicio a su Plan B para medirse al Sevilla. El calibre del rival y la necesidad de superar un ultimo escollo de enjundia invitan a pensar que será el “Plan A” el elegido.

Sin duda, juegue quien juegue, se verá un equipo comprometido, a buen nivel físico y táctico, capaz de adaptarse a todos los contextos y ritmos de partido y que, además, tiene un nivel de confianza envidiable. Los resultados le sonríen incluso en esas tardes aciagas. Y, ante eso, poca respuesta existe.

Su triángulo del centro del campo es la clave. Modric, Kroos y Casemiro alternan las tres posiciones complementándose a la perfección. Los tres rinden como pivotes, especialmente un Casemiro muy diestro en la destrucción y equilibrio defensivo. Con Kroos para salir limpio y Modric para batir líneas, este Real Madrid hace muy difícil a su rival poder dominarle en el partido. Y no solo con balón está rindiendo el eje del equipo merengue, sino también sin balón. La inteligencia de sus jugadores y su buen momento físico les permite adelantar líneas y buscar la presión alta. El conjunto de Zidane no solo es maestro en la elaboración de la jugada, sino cuando se asienta en campo rival. Todo ello se debe a un excelente escalonamiento de sus jugadores que permite enlazar fase defensiva y fase ofensiva con sorprendente rapidez y precisión. 

Es la última prueba de fuego para Sampaoli esta temporada y, casi con total seguridad, en su paso por Sevilla. Vencer en el Bernabéu, hacer gala del Amateurismo, certificar la cuarta plaza y poner mas mordiente a la Liga. Parece todo demasiado bonito para un Sevilla efervescente en esta temporada, pero para nada imposible. Si juega sin tapujos demostrando ese gran nivel que se vió a mediados de curso liguero, la gesta no será tan utópica. Solo el Sevilla es capaz de hacer creer en lo imposible.

Claves

Posible once de Zidane
  • Carvajal y Marcelo actúan más de centrocampistas que de laterales. Su presencia ofensiva es constante, pero también dejan claros en su espalda que deberá buscar el Sevilla con movimientos de sus jugadores.
  • Los movimientos sin balón del Madrid son rápidos y gestan contragolpes a alta velocidad. Si no se frena la transición defensiva, la debilidad sevillista será evidente.
  • La presión alta es el mejor arma que tendrá el equipo sevillista. Salir sin miedos, sin ningún tipo de reservas. solo así pondrá en aprietos reales al equipo de Zidane.