El Sevilla FC recibe a una Real Sociedad venida a menos en el último tramo de temporada, pero que afronta este final con objetivos europeos y con tres victorias consecutivas. Un equipo que aún no tiene asegurada la plaza para Europa League por lo que vencer en Nervión es su máxima principal. Los de Eusebio llegan séptimos con 61 puntos.

La Real es un equipo que siempre exige a su rival. Su posicionamiento en el campo dificulta mucho la labor del contrario, ya que encuentran respuesta a cualquier tipo de situación en el juego. Eso se debe a que los donostiarras cuentan con hombres que entienden su posición y lo que pide Eusebio y que, por ello, leen los contextos de partido de forma acertada. La irregularidad de algunos de sus jugadores ha lastrado los últimos meses, pero este equipo sigue contando con hombres como Íñigo Martínez, Illarramendi, Zurutuza, Vela, Oyarzabal o Willian José que hacen posible que esta Real sea lo suficientemente competitiva para aunar buen juego y ser capaz de desactivar a su oponente.

Desde el 4-2-3-1 o el 4-3-3 Eusebio busca que su equipo tenga la posesión de balón y la robe lo antes posible cuando no la tiene. La buena presión alta de los donostiarras y la lectura sin balón de jugadores como Zurutuza o Illarramendi fuerzan el error de su rival para, posteriormente, buscar la profundidad por sus laterales o a través de hombres como Vela y Oyarzabal. El nivel del mejicano es extraordinario. Aparece entre líneas para dar progresión a su equipo y se asocia a la perfección con un nexo que rebosa calidad como Xabi Prieto. El capitán donostiarra es el eje del ataque txuri-urdin, un generador de líneas de pase que, gracias a los movimientos sin balón de William José o Juanmi en la delantera, hace que su equipo domine los partidos. Odriozola, Zaldúa y Yuri están siendo la nota positiva del conjunto donostiarra. Aportan tanto ofensiva como defensivamente y le dan ese plus necesario al conjunto de Eusebio. 

No será nada fácil para el conjunto de Sampaoli superar a un equipo que ha trabajado bastante bien durante la temporada y que cuenta con un proyecto de futuro más que esperanzador. Las bazas del Sevilla pasan por hacer valer esa mejoría en el juego que se ha visto en los últimos partidos con mayor pegada arriba. La victoria puede certificar el premio de la cuarta plaza y negociarla no es una opción.

Claves

  • Illarramendi es el principal organizador del conjunto vasco. Todo lo que pasa por el sale mejorado. Si encuentra espacios y socios cercanos será dificil arrebatarle el balón a los donostiarras.
  • Yuri y Odriozola son dos laterales que se encuentran a un nivel muy elevado. También Zaldúa. Eusebio asume riesgos dando libertad en sus subidas, por lo que el Sevilla puede encontrar una vía de escape lateral tras robo.
  • El duelo en el centro del campo marcará el devenir del partido. Deberá juntar a sus hombres de mayor posesión Sampaoli para intentar desde ataques posicionales hacer daño a una Real que sufre sin balón. El resultado de la ida debe ser fiel espejo de lo que debe plasmar en el choque de este viernes.