«Me hablan maravillas de Eduardo Berizzo»

Este martes el Ramón Sánchez-Pizjuán recibió una visita muy especial. Lo visitó el ex jugador del Sevilla Coke Andújar, que pese a salir el pasado verano rumbo al Schalke sigue muy vinculado a la ciudad hispalense. Se pasó a saludar en la planta noble a los empleados y no dejó pasar la oportunidad de estar en el programa Sólo Fútbol Club de SFC Radio. Habló de lo vivido en su primer año en Alemania, junto a la afición del Schalke que está muy unida a la sevillista: «A ellos les tocó perder aquella eliminatoria pero lo guardan con cariño. Tienen muy buen recuerdo de la ciudad, del ambiente entre aficiones y eso me lo transmiten por la calle».

Nada más llegar al club alemán sufrió una grave lesión, y también habló sobre la competitividad de la Bundesliga: «Hay que mejorar mucho porque el Bayern es un gigante. Pero trabajando bien las cosas hay potencial, sobre todo por la afición que hay detrás. Agotan las entradas que nos da el rival en todos los campos y de cara al año que viene toca hacer una buena pretemporada para poder participar en todos los entrenamientos y los partidos, que es lo que le gusta al jugador».

Acerca de la temporada realizada por el Sevilla, afirmó que acabó con un sentimiento agridulce: «Estoy contento por mis compañeros pero me acuerdo del día del Leicester, porque hubo ocasiones para pasar aquella eliminatoria. Se dio el mes malo que tienen todos los equipos cuando más dolía, porque se luchaba arriba del todo en LaLiga y en Champions League se podía hacer historia. Analizándolo fríamente se ha dado un paso más que el año anterior y el Sevilla busca dar pasos cada año. Esta vez no pudo llegar un título, pero es el peaje que hay que pagar para estar con los grandes».

Para acabar la entrevista, también se refirió sobre lo adecuado de fichar a Eduardo Berizzo para sustituir a Jorge Sampaoli: «Creo que han acertado. No lo conozco mucho, pero me llegan referencias de gente que le ha seguido para aprender de él y me hablan maravillas. Va a primar mucho la unión y el compromiso, que al jugador le duela lo que le pase al compañero. En el Celta ha demostrado que tiene capacidad para hacer un equipo que luche por cosas importantes».