Pablo Blanco: “Yo siempre estaré encantado de que vuelva ‘Jesusito»

Sevilla FC y Jesús Navas pelean por lo mismo: volver a cruzar sus caminos, tras cuatro años en el Manchester City. Para tal misión no debería haber obstáculos para que sus agentes y el club andaluz cierren su nuevo contrato. Dentro de las oficinas de Nervión la convicción por la vuelta del palaciego es total. Además, tanto técnicos especializados de la entidad, e históricos del club, avalan sin dudarlo por su fichaje.

En declaraciones realizadas a ABC Sevilla, Pablo Blanco, coordinador de la cantera y descubridor de Jesús Navas, lo tiene muy claro: “Yo siempre estaré encantado de que vuelva ‘Jesusito’… ‘Jesusito’ es nuestro, es de aquí. Yo le pondría mi casa a su disposición si hace falta para que se vuelva a poner la camiseta del Sevilla. ¿Qué tiene otras ofertas importantes de Italia y Turquía? Es normal que un futbolista de su nivel tenga propuestas… pero para él, para el club y para todos los sevillistas sería una gran alegría que volviera a su casa. A mí, personalmente, me haría muy feliz. Yo firmé a Jesús con 14 años… se ha hecho aquí, se ha formado aquí con nosotros. Es bienvenido. Y como jugador ha mejorado mucho en su físico, está muy fuerte, no ha tenido lesiones importantes… Jesús Navas supondría un plus para el Sevilla FC”.

Por su parte, otra voz con peso dentro del Sevilla FC como es la de Francisco López Alfaro, que forma parte de la secretaría técnica, además de ser responsable del área de Tecnificación y adscrito a la dirección deportiva de Óscar Arias. López Alfaro es un mito dentro del sevillismo. Es el segundo jugador del Sevilla, tras Jesús Navas precisamente, que más veces vistió la camiseta de España, llegando a ser titular en el inolvidable equipo que subcampeona de la Eurocopa de 1984, además de estar en el Mundial de 1986, en México. “Personalmente me gustaría que volviese Navas. Es una persona a la que le tengo mucho respeto y admiración. Sinceramente pienso que su vuelta le vendría muy bien al club. Ojalá viniese”, afirmó Francisco.