«Después de cuatro liguillas seguidas, el ascenso de 2007 fue una explosión de alegría»

Se cumplen 10 años del segundo ascenso del Sevilla Atlético a Segunda División, y la web oficial del Sevilla FC entrevistó a Lolo Ortiz, capitán de aquel equipo y artífice del gol que valió el ascenso ante el Burgos, consiguiendo devolver al primer filial a la División de Plata 45 años después: «Son momentos inolvidables. Lo recuerdo como si fuera ayer, porque tuvimos la oportunidad de ascender después de cuatro temporadas luchándolo, de jugar liguillas sin obtener resultado. Pero por fin conseguimos un triunfo tan importante en un día tan señalado. Todo aquel festejo fue para recordarlo para siempre«.

Aquella tarde del 24 de junio era el día posterior a la consecución de la Copa del Rey por parte del Sevilla en el Santiago Bernabéu, lo que conllevó una celebración conjunta aquella noche: «Ya en el estadio te dabas cuenta que las gradas se iban llenando poco a poco. De la celebración, tengo marcada la imagen del autobús del primer equipo, que llegaba desde Santa Justa celebrando con la copa. La llevaba Antonio Puerta y justo pasaron junto a nosotros, donde esperábamos para subir en nuestro autobús. Es algo que tengo grabado».

Tras una final muy peleada y ajustada, el gol del ascenso llegó en la prórroga: «Fue una eliminatoria muy dura. Llevábamos cuatro intentos y siempre por una cosa o por otra nos quedábamos a las puertas. Recuerdo que en la ida acabamos 0-0 y fallamos un penalti. La vuelta también fue con un partido muy cerrado pese a que llevamos la iniciativa. Hubo pocas ocasiones, pero en aquella prórroga, un córner que toca Moreno, me cae y la remato de cabeza. Había tres defensas y el portero por medio, pero entró y fue una explosión de alegría».

De aquellos jugadores que fueron dirigidos por Manolo Jiménez, la mayor parte siguió jugando en Segunda el año siguiente: «Mantengo relación con muchos de ellos. Éramos una familia y el trato con todos sigue siendo estupendo. Luchamos mucho por todo aquello y sigo en contacto con Javi Varas, David Prieto, Jose Casado… con la mayoría. Es verdad que no es un contacto diario, pero nos mensajeamos cada cierto tiempo. Todos han acabado haciendo su carrera y fuimos un gran equipo con un gran entrenador«.

Diez años más tarde el filial vuelve a estar en Segunda, tras una temporada que Lolo siguió atentamente: «Lo he seguido mucho porque los primeros seis meses de la temporada estuve en el Elche y era rival nuestro. Es un equipo parecido al de 2007, con jugadores de calidad como Ivi, Borja Lasso, Marc Gual… Todos comentábamos que es un filial atípico, porque pese a su juventud,tiene experiencia y sabe como actuar en el campo. Es un equipo veterano pese a su edad».

Como curiosidad cabe destacar que Lolo estuvo bajo las órdenes de Tevenet de enero a marzo en el Hércules: «He tenido la suerte de estar unos meses con él, menos de lo esperado, pero el Hércules pasa por momentos difíciles y optaron por su destitución pese a que no era el culpable de lo que pasaba. Tiene experiencia, es metódico y trabaja bien a sus equipos. Creo que la decisión es acertada y siempre he pensado que era un entrenador de superior categoría. La Segunda B no le correspondía y esperemos que le todo bien. Sabemos que los segundos años para los filiales son difíciles en esta categoría, pero estoy convencido de que sacará rendimiento a la plantilla, más aún con la calidad que tiene».