«Hay que cuidar los detalles, conocernos bien… «

Pese a tener tan sólo 21 años, Curro Sánchez es ya uno de los veteranos de la plantilla del Sevilla Atlético. Este miércoles hizo un análisis de la pretemporada los medios oficiales del club hispalense: «Todo marcha bien. Físicamente un poco cansados, que es normal porque nos aprietan más que nunca, con dobles sesiónes. Pero respondemos bien y con ganas de seguir mejorando el estado físico, adaptarnos a la idea del míster y sobre todo ganar estos partidos de pretemporada».

Pese a que en pretemporada el esfuerzo es doble, es consciente de que todo ello tendrá su premio dentro de unos meses: «Es un momento clave porque la temporada es larga y más en Segunda. Hay que llenar el tanque para cuando llegue el final de la temporada. Ahora toca habituarse a las rutinas de alimentación y descanso para cuando lleguemos a Sevilla».

Los stages fuera de Sevilla tienen otro propósito para la plantilla: «Hay que cuidar los detalles, conocernos bien… Hay gente nueva y esta convivencia de una semana entrenando y viviendo todos juntos nos viene bien. Hay detalles que no conoces de los compañeros, sobre todo dentro del campo».

Tuvo muy buenas palabras para los jugadores ascendidos desde los escalafones inferiores: «Tienen ambición y ganas. Vienen de años atrás en la cantera y conocen la metodología del Sevilla FC, así que se están adaptando bien».

Pese a que aún no ha podido trabajar a las órdenes de Eduardo Berizzo, sigue con su objetivo de lograrlo: «Tengo ganas de encontrarme bien en el campo y de jugar lo máximo posible para soñar con poder estar en el primer equipo».

Pero si que ha recibido una buena noticia, puesto que ya es uno de los capitanes del equipo filial: «Lucir el brazalete es algo muy bonito. El míster me ha dado la oportunidad y me hace mucha ilusión, también por poder dar consejos a los compañeros que llevan menos tiempo».

En lo que respecta al nuevo entrenador, Luis García Tevenet, valoró que fuera futbolista del Sevilla FC: «Él ya ha estado aquí, ha jugado aquí y sabe cómo trabajamos y la mentalidad del jugador de cantera. Nos ayuda y nos da su confianza aunque nos exige como es normal para que demos el mejor nivel. Cuando lleguen momentos malos seguro que estará ahí y hay que devolverle la confianza yendo todos a una».

Para acabar, habló sobre los objetivos del equipo para la nueva temporada: «Este año igual, a por la permanencia y a trabajar día a día en pretemporada para que podamos dejar el objetivo zanjado lo antes posible».