Los consejeros se dan un plazo de 24 horas para una nueva reunión

El Consejo de Administración que comenzó este martes a las 17h en el Ramón Sánchez-Pizjuán fue muy breve. En el plan estaba previsto celebrar tal consejo, pero fue suspendido por expreso deseo de José Castro, presidente de Sevilla. De manera inmediata se puso nueva fecha para un nuevo consejo, que tendrá lugar el miércoles.

Alrededor de 40 minutos tras la hora prevista para el comienzo de la reunión, fueron abandonando el estadio nervionense buen parte de los protagonistas, además de José María del Nido Carrasco, que se presentó al consejo como vicepresidente. De hecho, la revocación de su dimisión en su puesto era uno de los puntos que se iba a tratar.

El caso es que finalmente no hubo consenso entre todos los consejeros acerca de los puntos que deberían haberse tratado, incluidos los referentes a varias conductas cuestionables por parte del presidente sevillista. Ante la situación de los espinosos asuntos que podrían tratarse en la reunión, Castro dictaminó aplazar el consejo hasta el miércoles.

Las próximas 24 horas serán intensas para los integrantes de la cúpula del Sevilla, ya que podría haber reuniones para recabar apoyos de todo tipo.

Los consejeros no quisieron hacer declaraciones a la salida del Sánchez-Pizjuán.