«Me costó un poco, pero ya me habían dicho que esto era un proceso»

Tras el primer amistoso disputado por el Sevilla en la pretemporada, una de las mejores noticias fue el gran partido realizado por el argentino Walter Montoya, que llegó al equipo en el último mercado de enero, pero apenas jugó a las órdenes de Jorge Sampaoli. Pero este martes, en declaraciones a los medios oficiales del club, se mostró convencido de que todo cambiará:  «Me tocó llegar al club cuando el torneo estaba en juego y tenía que enfocarme rápidamente. Me costó un poco, pero ya me habían dicho que esto era un proceso. No es lo mismo que cuando llegas en igualdad de condiciones con los compañeros, pero me lo tomé de la mejor manera y me sirvió para aprender mucho».

Reconociendo que no fue una situación fácil de llevar, tuvo claro que era algo que podía suceder: «No lo pasé mal, porque en mi cabeza yo sabía cómo llegaba y cómo era. Sabía que el fútbol argentino no es como el español y lo hice con decisión y aprendizaje, que es lo que me va ayudar en el futuro. Ahora lo veo como algo positivo porque estoy en igualdad con el resto y me sirvieron mucho esos cinco meses«.

Ahora afronta la nueva temporada convencido de que será importante en la plantilla de Eduardo Berizzo: «Ha venido un cuerpo técnico nuevo, también argentino, y para mí eso también es fundamental. Esto acaba de empezar y hay que demostrar que uno está a la altura para que luego decida el técnico. Estoy entrenando a full como todo el grupo para afrontar la eliminatoria de Champions. Lo estamos haciendo bien y estos amistosos nos van a servir mucho».

Cuestionado por el stage en Japón, reconoció que se trata de una vivencia inolvidable, pese a que en los últimos tiempos pasó por un mal momento personal tras perder a su padre: «Es una experiencia increíble. Estoy disfrutando el momento, todos saben que pasé un momento difícil en lo personal y uno pone en duda muchas cosas, pero él quería que volviese aquí y desde arriba me va a estar iluminando y dándome fuerza. Lo estoy entregando todo y el futuro es lo importante».

Para acabar, habló su gran encuentro realizado ante el Cerezo Osaka: «Tengo muy buenas sensaciones. La confianza que me dan los chicos y el cuerpo técnico es muy importante. Hay que trabajar porque hay amistosos por delante y se va acercando la competición más importante. Me vi bien, pero hay que seguir con trabajo y humildad».