«Ahora me siento más seguro»

El Sevilla FC se encuentra en Japón dentro de su stage de pretemporada para seguir poniéndose a punto de cara al primer gran envite de la temporada, el playoff de la Champions League. Puesta a punto física, táctica y mental para ello. El madrileño Pablo Sarabia atendió a los medios oficiales del club, reflexionando sobre lo que se les avecina: «Sabemos que el primer objetivo fundamental de esta preparación es el doble partido del play-off. Y vamos a preparanos a muerte para poder disfrutar de la Champions, para poder afrontarlos de la mejor forma posible y al 120% físicamente. Sabemos que algo así te marca la temporada. Tenemos que estar juntos, unidos y a tope físicamente. Y lo vamos a hacer para disfrutar de la Champions».

El sorteo tendrá lugar el 4 de agosto, y antes de esa cita el equipo jugará siete amistosos. El primero será el lunes a las 11 horas española ante el Cerezo Osaka: «Ya tenemos ganas. Entrenar está bien pero nunca es lo mismo, aunque juguemos partidillos entre nosotros. Ahora que llegan los partidos los recibes con más ilusión».

Esos primeros partidos servirán para comprobar la idea que plantará Eduardo Berizzo. Se le preguntó a Sarabia por si encuentra similitudes con los pensamientos de Jorge Sampaoli: «Sí que hay similitudes, en cuanto al juego. Al míster le gusta hablar y es muy cercano a los jugadores y eso también se agradece. Aunque Sampaoli también nos tenía bastante en cuenta y cerca».

El rol del mediocentro ha cambiado, reconociéndolo él mismo. Ya lleva un año en el Sevilla, y se mostró ilusionado, expectante y con hambre. Pero también con cierta cautela. En sus primeros días en el equipo se mostró tímido y un tanto inseguro, algo normal para alguien que llega a un nuevo club y una nueva ciudad. «Ahora me siento más seguro», confiesa Sarabia. Es igual de modesto, pero con otro papel diferente, pese a que solo ha transcurrido un año: «Ahora es distinto, estás más cómodo. Cuando llegas estás a la espera de que te vayan diciendo algo. Ahora soy yo el que inenta ayudar a los nuevos a su adaptación».

Algo importante es la adaptación, y aquí aparecen dos vertienes: primero, adaptarse al medio, no solo por el cambio horario, algo que también nota el cuerpo. De cara al trabajo en los próximos días en Japón lo importante es el clima: «Después del largo viaje y una noche más rara con el jet lag, ya creo que estamos bien. Lo vital es adaptarse a la humedad y lo estamos haciendo».

Y la otra adaptación es la de los nuevos jugadores, que de momento son tres, ya que es obvio que Banega no la necesita. Sobre Corchia, Muriel y Pizarro, Sarabia comenta: «Son buena gente y buenos profesionales. Están trabajando bien y siempre que hagan eso, el grupo va a agradecerlo y les hará un hueco sin duda».

Por otra parte, al madrileño le sorprendió el gran recibimiento de los japoneses y la repercusión que ha tenido la llegada del Sevilla: «Ha sido muy bueno, la verdad es que no tenía constancia de cómo era la gente aquí con el fútbol, pero está claro que lo viven mucho, que ven mucho fútbol y que nos conocen también».