El asunto de su salida va para largo

Ni mucho menos el asunto Vitolo está acabado tras su salida del Sevilla. El club hispalense ya ha dejado claro que llegará hasta donde haga falta para hacer valer sus derechos, considerando que tiene suficientes argumentos para lograrlo.

Gerardo Siguero es abogado especializado en derecho deportivo, y la pasada noche explicó en el programa El Partidazo de la Cadena COPE lo que podría ocurrir: «¿Habrá sanción? Es interpretable. Al no tener el contrato federativo firmado, eso significa que deportivamente hablando el contrato antiguo era el válido y al no llegar a LFP ni Federación la cláusula era la que figuraba en él. A nivel mercantil, si se han puesto de acuerdo de forma verbal, ese acuerdo es vinculante y se puede exigir el cumplimiento de ese contrato ante FIFA y el TAD. Hay dos casos en los que la FIFA ha dado validez a contratos verbales sin email ni nada. Si no hubo renovación el jugador ha actuado correctamente. Si ha habido renovación aunque no se haya formalizado en contrato federativo. El acuerdo tiene que ser suficiente. Un WhatsApp puede no ser suficiente, un email en el que aparecen las condiciones y hay consentimiento sí puede ser suficiente. Lo que tendría que figurar para ser suficiente en un contrato de este tipo es la duración, el salario y la cláusula de rescisión, esa es la clave. Habrá términos del contrato que no se habrán negociado o no estarán en ese email como primas o vacaciones».

También explicó la dura sanción a la que podría enfrentarse el canario: «El jugador se expone a una sanción de entre cuatro y seis meses. No le afectaría únicamente a la selección en una fase final. Sí es verdad que la FIFA no suele sancionar al deportista, aunque la norma dice esto».

En lo que respecta a lo que podría conseguir el Sevilla, la clave está en si será válida su antigua cláusula (35 millones) o la que se pactó para su renovación (50): «En cuanto a Las Palmas, el club de destino de un jugador que rompe su contrato injustificadamente -en caso de renovación la cláusula depositada no sería suficiente-, según FIFA, ha inducido a esa ruptura de contrato y tiene que pagar una indemnización junto con el jugador».

El Atlético de Madrid también está expuesto a una sanción económica: «El Atlético de Madrid puede ser un tercero porque cualquier club que induzca a la ruptura puede ser sancionado económicamente. En este caso, el Sevilla tendría que demostrar que ha participado. Las partes que han participado seguro son Las Palmas y Vitolo. Si el Atlético ha hecho un anuncio le pueden sancionar».

En todo caso, es complicado predecir el resultado que podría dar una posible demanda: «Tanto el TAS como la FIFA cambian mucho de criterio. El TAS no es un órgano fijo, va cambiando. Si cambian sus miembros, cambian sus criterios, por eso tienen resoluciones tan dispares».