El Sevilla FC comienza su andadura en una nueva temporada ante el mismo rival que enfrentó la pasada, el RCD Espanyol. Los catalanes mantienen a su técnico, Quique Sánchez Flores, y al grueso de una plantilla que le dio meses atrás la solvencia necesaria para no sufrir en Primera División. Este nuevo curso los pericos piensan en aspiraciones elevadas. Europa, su sueño.

De la mano de su presidente, Chen Yansheng, el Espanyol ha logrado la inyección económica necesaria para hacer un proyecto a largo plazo ilusionante. Encabezado por Quique Sánchez Flores, el conjunto blanquiazul espera dar un paso más respecto a la temporada pasada, en la que consiguió evitar la zona de descenso y coquetear con los puestos europeos, gracias a un concepto muy claro: la solidaridad defensiva.

Desde el 4-4-2 Quique conformó un bloque muy difícil de superar.  La producción ofensiva de los blanquiazules se basaba en el contraataque, con Jurado como lanzador y hombres como Piatti o Hernán de receptores gracias a su velocidad, desborde y calidad. El propio Sevilla, sin ir más lejos, lo sufrió en el primer partido de la temporada finalizada. Arriba cuenta con un seguro como Gerard Moreno, que estuvo muy activo en toda la temporada pasada y que para ésta cuenta con el vetenaro y siempre letal Sergio García, el fichaje estrella de los pericos.

Quique Sánchez Flores quiere dar un paso más esta temporada en la evolución de su juego. Por ello ha llegado Granero: un jugador de perfil asociativo capaz de llevar la batuta del Espanyol, ideal para mantener más y mejores posesiones. Es cierto que se han marchado hombres importantes como Diego Reyes, Caicedo, Reyes o Duarte, pero el conjunto perico mantiene el grueso del bloque que la temporada causó tan buenas sensaciones en la Liga Santander.

El Espanyol visitará el Sánchez Pizjuán tras una pretemporada de buenas sensaciones. En los 6 partidos partidos disputados, la mitad terminaron con victoria. Empató dos y tan solo perdió un partido, el último ante el Nápoles. El objetivo para este partido del conjunto catalán será dañar los puntos débiles del Sevilla que habrá estudiado a la perfección, y aprender de errores pasados en feudo sevillista. Son 7 partidos los que lleva cayendo derrotado en Nervión, un estadio que se le da realmente mal y que espera revertir aprovechando el cansancio blanquirrojo por la previa de Champions League.

Claves

Posible once de Quique
  • El Espanyol busca un repliegue intensivo para salir rápido al contragolpe. Las pérdidas pueden ser letales, como lo fueron en el partido de la temporada pasada.
  • El Sevilla llevará el dominio del balón, lo que no incomoda al conjunto perico, pero la falta de partidos puede permitir encontrar huecos en un sistema defensivo que aún no está al 100%.
  • Pizarro será clave en la contención, al igual que un Krohn-Dehli que seguro contará con minutos para dinamizar el ataque sevillista en campo rival.