Hace escasos unos minutos se ha celebrado en la ciudad suiza de Nyon el sorteo de la última ronda de clasificación para la Champions League donde la fortuna ha encuadrado al Sevilla FC en una dura eliminatoria ante el Istanbul Basaksehir, el equipo revelación de la SuperLig la temporada pasada, donde casi le gana la liga al Besiktas.

Se trata de un club propiedad del Ayuntamiento y creado en 1990 cuando el actual presidente del país otomano, Erdögan, era el edil de Estambul. Ahora, 27 años después y tras varios ascensos, el club ha sido potenciado por el consistorio local y desde hace bien poco, juega en su coqueto estadio de poco más de 17.000 personas y que nunca se llena, ni en las visitas de los potentes equipos del país. De hecho, en una de las tribunas reza una pancarta que dice: ‘Siempre visitantes’.

                                       Niños del barrio de Basaksehir | Foto: Sphera.

Respecto al equipo, el conjunto turco ha estado reforzándose durante todo el verano para esta eliminatoria con jugadores de nivel, veteranos y con cierta experiencia en la competición, además de sólo perder al veloz extremo Cengiz Under, fichado por Monchi para la Roma. Apenas se ha ‘gastado’ 3M en reclutar a Kerim Frei (1,5) y a Eljero Elia (1,10) ya que el resto de jugadores que han firmado, han sido al acabar sus contratos con los equipos como es el caso de Gokhan Inler (Besiktas), Chedjou (Galatasaray), Clichy (Manchester City), Torun (Kasimpasa), Manuel da Costa (Olympiacos), Erdinç (Hannover 96) o Gonuk (Bursaspor). Eso si, los sueldos son bastantes más altos que cualquier equipo de zona media de España, donde ha ‘competido’ siempre el cuarto poder de la capital otomana.

De los ya existentes destacan cuatro jugadores por encima del resto: Mossoro -faro ofensivo-, Adebayor -gol-, Visca -velocidad- y Emre -brújula-. Un equipo entrenado por Abdullah Avci, que ha conseguido hacer un equipo compacto y fuerte atrás pese a la fragilidad a la hora de defender centros laterales y que ha modificado el sistema esta temporada donde ha optado por el 4-2-3-1, muy distinto del 4-4-1-1 por el que optó la temporada pasada. A los turcos les gusta correr, no es un equipo que vaya a dominar la pelota y que se va encontrar a gusto detrás del balón esperando la oportunidad de armar el contragolpe para lanzar sus dos flechas ofensivas: Visca y Elia, que harán de conexión al bueno de Adebayor, que ya sabe lo que es marcarle al Sevilla en su efímera etapa madridista. En el medio, han conseguido una estabilidad entrañable con la pareja Emre Belozoglu-Tekdemir. El primero, de sobra conocido por su calidad y su golpeo a balón parado, es el eje del juego, por donde pasa cada balón que quiera filtrar a la zona ofensiva, mientras Tekdemir, el único canterano del club -lleva 14 temporadas-, es el clásico escudero que defiende lo suyo, su club, su familia, su Istambul. Hasta ahora, les ha ido bien y han sabido subirse a las barbas de los mayores, ahora, deben de demostrar su hazaña ante uno de los equipos más complicados de Europa.

Istanbul Basaksehir - Football tactics and formations
Alineación que eliminó al Brujas en la ronda previa.