Ever Banega, uno de los destacados en la novena edición del Trofeo Antonio Puerta, pasó por zona mixta tras el encuentro. Admite estar «muy contento por lo significativo de este trofeo. También me siento feliz por poder disfrutar otra vez en casa y muy agradecido a la gente. El cariño que me muestran es muy lindo y espero que sea el comienzo de una buena temporada».

Ya se acabaron las pruebas y ahora llega lo serio, el playoff de la Champions League ante el Basaksehir turco, a lo que el argentino afirmó: «El equipo es nuevo, sabe a lo que juega y está preparado para lo importante. Queda una semana y vamos a trabajar».