SARNA CON GUSTO, NO PICA

El gol de Palop en Donetsk, el cabezazo de Mbia en Mestalla o los penaltis de Hampdem Park. Momentos impregnados de alegría, pero también con un alto grado de tensión en la cuerda floja. Berizzo y sus pupilos escribieron un nuevo capítulo de esta historia épica trazada en el sufrimiento de poder ser o dejar de ser en cuestiones puntuales. El Basaksehir, rozó la machada.

Volvía el himno de la Champions al Sánchez Pizjuán con el runrun generado alrededor de los locales tras un inicio liguero extraño, volvía la magia con la opción de quedarse o irse en 90 minutos. Así, el arranque blanquirrojo fue espectacular con dos ocasiones correlativas de Correa ante Babacan y Mercado contra el palo. Las ideas claras hacían prever una noche tranquila, pero el primer acercamiento turco acabó con Eljero Elia volviendo a ser protagonista: gol y murmullo en la grada.

Sin excesivas ocasiones por parte de ambos bandos, se llegó con la leve ventaja para los de Estambul al interludio. Marcador que seguía clasificando a los hispalenses.

Tras la restructuración del descanso, los sevillistas cambiaron de cara. Comenzaron a hilar pases y a los diez minutos ya habían empatado la contienda con un cabezazo de Escudero a pase genial de Navas.

En un contexto de generar sensación de peligro, los nervionense llamaron a la puerta del gol, y este les abrió con una jugada que Nolito firmó para que Ben Yedder la sellara ante la portería rival.

2-1. A apenas 20 minutos del final. Parecía todo sentenciado hasta que Visca decidió poner el empate en la pantalla electrónica del coliseo de Nervión. Miedo y fantasmas del pasado eran uno, y uno fue el sonido que marcó el final del envite: el del golpeo al palo de Emre a un suspiro del final. No entró, pasó el Sevilla.

Volvió a sufrir el conjunto andaluz con más presencias en la máxima competición continental. Al final, a pesar de todo, lograron el objetivo establecido. Sarna con gusto, no pica.

Datos del partido

  • ALINEACIONES
    • :
    • :
  • GOLES
    • Sin goles.
  • TARJETAS
    • Sin tarjetas