«Pasar la eliminatoria de play off le daría confianza y moral al equipo»

El próximo jueves, a las 22h, tendrá lugar una nueva edición del Trofeo Antonio Puerta, donde en esta ocasión el rival invitado ha sido la AS Roma, y por ese motivo el mítico ex jugador del Sevilla FC Frederic Kanouté fue entrevistado por los medios oficiales del club para explicarles a los sevillistas lo importante que es este partido: «Es un partido muy especial para todos los sevillistas, es un encuentro muy sentimental y emotivo para todo el mundo«.

También hizo mención al gran momento que vivió la pasada semana cuando salió al terreno de juego del Ramón Sánchez-Pizjuán durante la presentación de Jesús Navas: «Todo fue muy bonito. Me vinieron muchos recuerdos a la mente. El contacto de nuevo con la afición fue irrepetible, es la mejor afición del mundo sin duda. Fue algo muy especial y encima vivirlo con mi amigo Jesús mucho más».

A pesar de que ya no es parte de la plantilla, el malí sigue muy atentamente todo lo que ocurre en el club, y por ello analizó la plantilla que se está componiendo de cara a la nueva temporada: «La verdad es que me está gustando mucho. Creo que es una plantilla muy competitiva. Se ha formado un equipo muy interesante. La semana que viene podremos decir mucho más. Aún no da tiempo a decir claramente nada, pero ojalá que se pase la eliminatoria y le de muchísima confianza y moral al equipo para hacer una buena temporada. En cuanto a los elementos de esta plantilla creo que es muy completa e interesante».

Acerca de la eliminatoria de playoff de la Champions League ante el Istanbul Basaksehir turco, el ex jugador quiso dejar clara la dificultad que tendrá: «Creo que el Sevilla puede pasar esa eliminatoria, es muy importante que lo haga. El Sevilla tiene un equipo muy interesante, muy competitivo. Es un partido complicado pero el Sevilla lo puede hacer. Al inicio de temporada no se sabe cómo va a jugar el equipo, cómo va a reaccionar pero yo creo que puede pasar esta fase».

Kanouté ya jugó una eliminatoria de Liga de Campeones en Turquía como sevillista, concretamente ante el Fenerbahçe en la temporada 2007/2008, y por ello explicó como se vive allí el fútbol y como será el ambiente que se encontrará el equipo de Eduardo Berizzo: «Será un partido muy caliente, una locura incluso. Recuerdo que cuando salimos a pasear por la mañana ya veíamos a los aficionados del Fenerbahçe por la calle y fue difícil incluso andar. El ambiente de allí es increíble. Yo tengo un buen recuerdo de aquello porque la afición del Sevilla FC fue muy animada. El fútbol turco es bueno y competitivo. Hay que tener cuidado con esa eliminatoria».

Por otra parte, también analizó las posibilidades que habría de que en un futuro estuviera dentro del organigrama del Sevilla, no descartándolo, aunque quiso explicar que actualmente está trabajando en otras cosas: «En el fútbol, tanto en el campo como fuera de él, todo es posible. Ahora mismo no he tenido ninguna conversación con el club al respecto, además ahora estoy muy metido en mis cosas. Yo siempre me siento en casa cuando estoy en Sevilla, trabaje para el club o no. Siempre hay posibilidades pero de momento estoy con mis cosas, con las que disfruto mucho y disfrutando cada vez que veo jugar al Sevilla».

Una de esas cosas que le tiene ocupado es su Fundación y la «Ciudad de los niños» en Mali: «Tenemos más de sesenta niños que están en la aldea infantil. Trabajamos muy duro porque es un desafío muy grande y hay que trabajar mucho porque cuidamos de su educación, de su desarrollo. Voy dos o tres veces al año para seguir de cerca el proyecto. Esto es algo muy importante para mí. Siempre digo que el fútbol es una cosa pero que esto es muy importante para mi. Esto me dejará una huella casi más importante que los goles que he metido».

Para acabar quiso dejar claro que se siente tan sevillista y ama tanto al club que cuando lucía la camiseta blanquirroja rechazó importantes ofertas para jugar en otros clubes: «Tuve ofertas para salir del Sevilla FC pero yo siempre quise quedarme en el club. No me fijé nunca en las ofertas que me llegaban. Era joven en aquel tiempo y la mejor opción siempre fue quedarme. Yo estaba muy cómodo aquí, tenía mucho éxito y los desafíos que teníamos eran muy importantes. Le cogí mucho cariño al club y a la afición por eso nunca pensé en irme».