Eduardo Berizzo atendió a los medios de comunicación tras el punto sumado por el Sevilla FC ante el RCD Espanyol en el Ramón Sánchez-Pizjuán: «Nos vamos con sabor a poco. Recibimos contras en la primera parte muy peligrosas y ya en la segunda nos adueñamos del partido, generamos ocasiones, pero la actuación de su portero ha sido decisiva. Y los postes. Pero hay que seguir insistiendo. El punto no termina de agradar, pero hay que mirar hacia delante«.

El técnico diferenció las dos partes: «En la primera parte recibimos más peligro del deseado, no mostramos un juego fluido, poca conexión y hacíamos demasiados pases largos… Pero en la segunda parte todo mejoró. Encontramos espacios y lo hicimos mejor».

Berizzo, por último, habló de las múltiples rotaciones que hizo en el once inicial: «Necesitábamos cuidar a la gente que había jugado en Turquía que estará seguramente el martes para jugar, por eso la rotación. Debemos acercarnos a que todo el mundo tenga la capacidad de jugar».

Foto: sevillafc.es