El holandés Danny Makkelie arbitró este miércoles el partido correspondiente a la primera jornada del grupo E de la UEFA Champions League disputado en Anfield, dónde se midieron Liverpool FC y Sevilla FC. Como acciones más destacadas están el penalti y las dos expulsiones.

Minuto 42: penalti de Pareja a Mané, tan inocente como claro. No deja lugar a dudas, pues es absurdo agarrar por la cintura de esa forma tan clamorosa a un contrario. Acierto.

Minuto 59: expulsión de Berizzo. El técnico argentino explicó esta acción en rueda de prensa: «La jugada de la expulsión es una rectificación que quiero hacer con respecto a una acción similar que sucede previamente, en la que me equivoco. Quiero corregir mi error y el único que no lo entiende como tal es el árbitro y me expulsa. De nada servía que yo quisiera perder tiempo con el resultado en contra». Una explicación algo extraña y que difícilmente puede entender el árbitro en ese momento. Berizzo fue avisado previamente y la expulsión es merecida. Acierto.

Minuto 64 y 93: doble amarilla y roja para Joe Gómez. La primera es clara por agarrar a Correa cuando este se marchaba por la banda izquierda. De la segunda no tenemos una repetición que nos muestre la jugada, aunque el árbitro lo tuvo claro y tampoco fue determinante, ya que posteriormente se señaló el final del encuentro.

En definitiva, un arbitraje que, pese a estas decisiones siempre complicadas, podemos afirmar que fue bastante correcto. La nota final para Danny Makkelie es un 8.

Foto: sevillafc.es