El valenciano Antonio Miguel Mateu Lahoz se encargó este sábado de impartir justicia en el partido correspondiente a la tercera jornada en Primera División, que midieron en el Ramón Sánchez-Pizjuán al Sevilla FC y a la SD Eibar. Se puede decir que el arbitraje pasó desapercibido, se habló poco de él en general, y eso siempre es buena señal. Sólo se mostraron dos amarillas, a Escudero y a José Ángel, las dos merecidas, y hay poco que destacar. 

Minuto 92: Sarabia le cede el balón a Corchia con el tacón, y seguidamente el lateral derecho asiste a Nolito para notar el definitivo 3-0. En el primer pase, Corchia se encuentra en posición antirreglamentaria y el gol no debió subir al marcador. Error.

Sin más, un trabajo acertado de Mateu Lahoz y sus asistentes. La nota final para él es un 8,5.