Síguenos en

Análisis

Análisis táctico | Atlético de Madrid 2-0 Sevilla FC

Controlar no es dominar

Sólo mirando las noticias y viendo el fichaje de Diego Costa por los colchoneros, uno se puede hacer una idea de la brecha existente entre la entidad madrileña y el club sevillista. A partir de ahí, como decía Sampaoli, el fútbol es uno. En el recién estrenado Wanda Metropolitano, Sevilla y Atlético se veían las caras para disputarse un jugoso segundo puesto en el que se situaban los hispalenses antes de empezar. El final dejó otra historia distinta.

La primera mitad bien puede ser tildada de total igualdad, al dejar por parte de ambos bandos pocas ocasiones de gol que se ciñeron, en su totalidad, a dos palos. Uno en cada área. Los de Berizzo salieron con la idea de controlar las fases del partido mediante la posesión de la pelota. Por primera vez en la temporada, ese privilegio fue concedido para el técnico argentino. Por desgracia, a pesar de que las triangulaciones fueron notables, estas se veían convertidas en suspenso al acercarse a las inmediaciones de la meta de Oblak.

En el juego interior se derivaban muchas pérdidas no forzadas, por fuera los laterales no subían y, en definitiva, Vietto aparecía supersónico entre la defensa y el centro del campo para percutir y desarbolar una zaga a la cual sólo Mercado pudo salvar en innumerables ocasiones.

La segunda mitad parecía tener unos tintes casi iguales, pero el Atlético volvió a sacar su identidad más conocida esta temporada: las segundas partes son suyas. En ese contexto y con sólo un minuto marcando el paso de la segunda mitad, Carrasco apareció en desventaja para terminar dándosela a su equipo tras un grosero fallo de Nzonzi. Como es lógico, ese tanto acabó con el guión pensado por el preparador argentino del Sevilla y prácticamente dejó sin forma de maniobrar a su conjunto.

Ni Muriel ni Ben Yedder consiguieron romper el muro rojiblanco. No por mal empeño de ellos, sino por algo muy estructural. Estaban en una isla. Banega tan atrás es bueno para la salida, pero los nervionenses lo necesitan como último pasador en el último escalón del mediocentro, quizás en asociación con un Krohn-Dehli bien curtido en los apoyos de salida que necesita su equipo.

Dura derrota (por ello no menos esperada) de los blanquirrojos, tras un encuentro en el que por fin se controló el juego, eso sí, sin dominar ninguno de los conceptos necesarios para batir al rocoso combinado formado por Simeone.

Manuel López

Estudiante de periodismo – Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Próximo partido

LaLiga Santander - Jornada 16

Sevilla FC

Levante UD

Ramón Sánchez-Pizjuán

15/12/2017 · 21:00h

beIN Sports LaLiga

Último partido

LaLiga Santander - Jornada 15

Real Madrid
5 - 0
Sevilla FC

Nervioneo en la Radio

Más en Análisis