El Sevilla FC se enfrenta este sábado a uno de los equipos más compactos de la categoría. El Eibar de Mendilíbar es un equipo hecho a la imagen y semejanza de su entrenador. Tiene las ideas claras, sabe jugar sus cartas y es un hueso duro de roer. Ganó su primer partido en Málaga, pero llega de caer derrotado ante en Athletic con un gol de Aduriz. Los armeros tienen el objetivo de disfrutar de un año más de la máxima competición española para poder crecer y asentarse como club consolidado.

En Ipurúa se han producido cambios importantes en esta nueva campaña. Cambio de piezas, pero no del tablero. Mendilíbar sigue siendo el líder de un equipo que sabe a lo que juega y que a pesar de perder a hombres como lejeune, Mauro Dos Santos, Luna o Adrian; pretenden acoplar nuevas figuras al esquema. Figuras como Charles,Lombán, Iván Alejo o Jordán. Con estos refuerzos el Eibar pretende seguir dando guerra en Primera División siendo un equipo compacto, solidario, que difícilmente se rompe y con la premisa de no bajar los brazos en ningún contexto.

El esquema vasco se funda en un 4-4-2 que le permite ocupar todo el ancho del campo y ser equilibrado tanto en fase ofensiva como en fase defensiva. Su mayor arma es esperar con un repliegue bajo para hacer una rápida salida al contragolpe, pero también funcionan haciendo una presión alta para buscar el robo y llegada a área.  Y es que el Eibar es un equipo capaz de equilibrar el rigor defensivo con buenas transiciones ofensivas. Se forma desde atrás, intentando no desequilibrarse y tener siempre un orden táctico en el terreno de juego. Todos defienden y todos atacan, lo que lo convierte en un equipo difícil de dañar y que te puede superar si la concentración defensiva no es la adecuada.

Uno de los fichajes de los vascos es Iván Alejo, que tendrá protagonismo en un equipo que necesita refrescar a Pedro León, aún lesionado. También Lombán, que refuerza la zaga, aportará la experiencia necesaria para mantener y apuntalar el sistema defensivo. Con Jordán en la medular y hombres como Kike o Charles en la delantera, los armeros se aseguran una plantilla compensada e ideal para jugar con la verticalidad y amplitud que precisa su técnico.

El Sevilla es superior sobre el verde, pero deberá mostrarlo dejando atrás todas las dudas existentes en su juego. El dominio del balón será suyo, lo cederá el Eibar, pero deberá traducirlo en ocasiones, no en pasividad y juego plano. Ganar es la mejor baza que tiene Berizzo no solo para despejar las dudas, sino también para comenzar a construir su idea.

 

Claves 

Posible once de Mendilibar
  • Capa es un jugador muy vertical por banda izquierda, deberá tener ayudas Escudero si no quiere sufrir en demasía.
  • El Eibar no tiene organizador claro y Jordán, el único hombre con criterio ofensivo en la medular, está sancionado. Ello permitirá aún más dominio sevillista con balón.
  • Los de Mendilibar se sienten cómodos sin balón, pero una rápida circulación de los sevillistas dificultaría la tarea defensiva armera. Importante también el 1×1 de los hombres de banda.