El Sevilla firma su peor partido en su travesía histórica por la Champions y cae en Moscú por un bochornoso resultado que hace saltar todas las alarmas. El principal señalado, Eduardo Berizzo, se ha mostrado más que dolido: «Si nos dicen esto al descanso no nos lo creemos. Cada error fue gol, la derrota es exagerada tal vez. Hasta la jugada del segundo gol, el partido era nuestro y lo llevamos hacia donde quisimos. Tuvimos demasiados castigo en los goles».

Concluía: «Después del 2-1 nos descompusimos, nos desordenamos y recibimos goles. La derrota necesita una reacción y revisar cosas. Tenemos que hacer más, todas las partes, el primero yo. El fútbol nos pondrá en situación de revancha ante este equipo en Sevilla».