Síguenos en

Análisis

Análisis táctico | Villarreal CF 2-3 Sevilla FC

Golpear en los picos

Hace unos meses, un amigo que se dedica a esto del análisis pormenorizado del fútbol, me decía que no podía haber otra cosa peor para el que intenta explicar el juego que una victoria basada en el corazón. Esos partidos que se ganan y no tienen un motivo de cambio, una justificación, un movimiento que cambie el rumbo del encuentro, un volantazo hacia el lado contrario. Por suerte o por desgracia, en los últimos tiempos el Sevilla se está especializando en tambalear la tarea de análisis.

Con la fórmula tan efectiva del último encuentro de UEFA Champions League, Berizzo ponía en liza al doble pivote Banega-Pizarro y, por delante, a Franco Vázquez. Ofensivamente de lo más atractivo que podía sacar, defensivamente menos equilibrado. De tal forma, con tanta creatividad de sus asistentes y unos defensas no excesivamente rápidos, todo indicaba que Luis Muriel tendría su día.

Pero no, no fue así. El esquema del Villarreal, como el del Girona, presenta una disposición que se aleja de la tendencia actual del 4-2-3-1 o del 4-3-3. Por lo tanto, con ese 4-4-2 en rombo sin interiores, hace que la distribución de espacios se altere, y más si pretendes jugar con marcaje al hombre. Por ejemplo, Carole a veces estaba en posiciones que debía ocupar Correa y viceversa. Cuando el conjunto sevillista abría el campo para jugar por los costados, los amarillos se estiraban cual acordeón para tapar huecos. Y así numerosas veces.

El Sevilla movía el balón de un lado a otro de la cancha con la línea muy adelantada y siendo muy horizontales. Sin éxito, cualquier pérdida podía terminar en las piernas de un Fornals que se movía libremente por todo el verde: como ocurrió en el tanto de Bakambu. Con el 1-0 y muy buenas sensaciones para los de Calleja, el descanso llegó al estadio de La Cerámica. Bálsamico para unos sevillistas que vieron, al poco de comenzar la segunda mitad, que podía venirse un Mestalla 2.0. Bacca era el culpable de ello tras un contraataque surgido de un córner a favor de los visitantes.

El cuento de Calleja acabó cuando el palo que sostenía el chiringuito desapareció. Rodrigo, sostén del conglomerado táctico creado por su entrenador desde su llegada, tuvo indisposición. Entró Ramiro y, acto seguido, Lenglet metía el primero. La combinación de esos tres factores derivó en el germen de la victoria nervionense. Tan importantes fueron como el empatar ipso facto por medio del Mudo.

Al poco tiempo, aunque era el mejor, el italoargentino se fue por Krohn-Dehli. Con el empate, los hispalenses debían volver al equilibrio para saber cuándo golpear definitivamente. Siguió combinando para terminar ganando el encuentro sólo ciñéndose al guión de cortar las alas al rival cuando más alto vuela.

Manuel López

Estudiante de periodismo – Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Próximo partido

LaLiga Santander - Jornada 17

Real Sociedad

Sevilla FC

Municipal de Anoeta

21/12/2017 · 21:30h

beIN Sports LaLiga

Último partido

LaLiga Santander - Jornada 16

Sevilla FC
0 - 0
Levante UD

Nervioneo en la Radio

Más en Análisis