Otra remontada a la épica. El Sevilla se repuso al 2-0 y acabó ganando un partido ante un rival clave en la lucha por los puestos altos de la tabla. Eduardo Berizzo lo tenía claro: «La victoria no me la han dedicado a mí, la victoria se la han dedicado a ellos a ellos mismos, a esa fuerza y a ese corazón que han demostrado cuando más complicadas estaban las cosas”.

El argentino reconocía: “Su segundo gol nos sacó del letargo e hizo aparecer a ese equipo que se lanza a la yugular del equipo rival, ese equipo que es muy peligroso y que puede ganar a cualquiera. Ganamos en un campo complicado, contra un rival complicado y por ello se lo dedico a ellos. Sin duda esta victoria nos va bien, necesitábamos una victoria con un rival directo y está es una de esas victorias. Necesitábamos engancharnos a ese grupo, a ese vagón de arriba que es tan complicado y que cuando más pronto estés en el mismo mejor”.

Por su parte, el técnico sevillista no ha dejado de agradecer el apoyo que ha recibido tras el anuncio de su cáncer: “Lo primero que quisiera es agradecer a la gente del Villarreal. A veces, te metes en el fútbol y te olvidas que hay valores y hoy quiero agradecer a la gente del Villarreal, al club y a todos su detalle conmigo. Me han demostrado mucho cariño y quiero agradecérselo, y mucho».

A continuación, sus palabras íntegras: