El Sevilla supera el trámite sin apuros y estará en los octavos de Copa. El hombre que estará en el banquillo mientras Berizzo se recupera, Ernesto Marcucci, analizaba la victoria frente al Cartagena: «El mayor respeto que se le puede dar al rival es jugar con la seriedad y la profesionalidad con la que lo hizo el equipo. Es una satisfacción para nosotros como cuerpo técnico».

El técnico es claro y lanza un mensaje: «Nadie se puede dormir. Hablamos con los jugadores haciendo referencia a ese tipo de partidos y lo que puede suceder. Ellos se lo han tomado de la forma que se lo han tomado y es una satisfacción. También quiero felicitar a un equipo rival que ha jugado con suma profesionalidad». Finalmente, el argentino se refirió al próximo partido: «Ahora toca cambiar el chip y mañana comenzar a preparar el partido frente al Deportivo, un rival que viene herido pero que tiene sus virtudes y sus fortalezas. Ahí es donde debemos ahora enfocar toda nuestra energía».