El rumano Ovidiu Alin Haţegan arbitró este miércoles el encuentro correspondiente a la sexta jornada del grupo E de la UEFA Champions League, que midieron en el Ljudski vrt al NK Maribor y al Sevilla FC (1-1). Posiblemente este sea el partido en el que el árbitro ha pasado más desapercibido en lo que llevamos de temporada nervionense, y es que no se produjo ninguna acción importante y merecida de ser analizada.

El colegiado amonestó con cartulina amarilla a tres futbolistas locales (Milec, Bohar y Pihler), mientras que dejó sin tarjetas al cuadro hispalense.

Sin más, la nota final para el joven colegiado internacional es un 9.

Foto: UEFA.