Síguenos en

Análisis

Análisis táctico | Real Sociedad 3-1 Sevilla FC

Males endémicos

Cuando uno se pone a analizar a cualquier equipo de primera división, empezando por el líder y terminando por el colista, uno adivina un estilo de juego trabajado y cimentado sobre las ideas de un señor que se sienta en el banquillo. Cambia a los jugadores y, con mejor o peor resultado, se mantiene la esencia de la tipología táctica del juego. Pues bien, entre esos 18 clasificados, como en Astérix y Obelix, hay una aldea gala que se resiste a ser marcada por un determinado estilo. Tal equipo es el Sevilla de Eduardo Berizzo.

Podrías leer eso y pensar “qué bien no tener un estilo definido y poder cambiar de piel dependiendo del rival” como ya lo hacía el archiconocido Unai Emery. Pero no, este conjunto carente de estilo y alma se ha empecinado en demostrarnos que no está trabajado en ningún sólo aspecto.

La mejor manera de calibrar un proyecto es en un mismo feudo en diferentes momentos de un periodo. Con Sampaoli el Sevilla venció por goleada en Anoeta para comenzar el presente año, ayer lo cerraba con una sonrojante derrota que no es más que un popurrí de los fallos cometidos durante lo que llevamos de temporada.

Aunque, personalmente, me da la sensación de que el entrenador poco puede hacer al tener jugadores que la exigen al pie y no son nada dinámicos. Uno no ve nada positivo más allá de los resultados cosechados por la calidad individual de sus jugadores.

Pases horizontales y hacia atrás. Bien podrían servir si esto fuese rugby y sólo se pudiese avanzar así, pero lo de los hispalenses no es “un viaje hacia el área contraria” como bien defiende el querido Juan Manuel Lillo. Más bien es un viaje conjunto hacia zonas donde la posesión es tan cómoda como estéril.

Tenerla por tenerla, cuando contar con la posesión es uno de los muchos caminos existentes para generar ocasiones. Además, si no se atacara con el esférico, se podría decir eso de “no, es que vamos a defender con la pelota”, pero tampoco se da: penaliza mantenerse en contacto con el esférico. Se generan más pérdidas que beneficios. Y más con el equipo tan abierto.

El árbol de los resultados nos ha impedido ver el bosque de las sensaciones. Pan para hoy y hambre para mañana. Este Sevilla horizontal repite fallos partido tras partido, es una moneda tirada al aire que está empezando a caer de canto.

Manuel López

Estudiante de periodismo - Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Último partido

Amistosos - Amistoso

Linares Deportivo
0 - 6
Sevilla FC

Próximo partido

International Champions Cup - Pretemporada

Sevilla FC

SL Benfica

Letzigrund

20/07/2018 · 20:05h

La Liga TV

Más en Análisis