Síguenos en

Artículos de opinión

Opinión | “Guardiolitas apaleaos”

Kiko Veneno formó parte intrínseca de “Veneno” junto a los hermanos Amador, uno de los grupos más rompedores de la encorsetada historia musical de este país. En su juventud se esforzó por buscarse acomodo a en la sesiones más experimentales en las que andaba metido el flamenco a finales de los 70 con un tal Camarón a la cabeza, y con los años, se forjó una carrera impoluta, siendo etiquetado comúnmente como uno de los padres del nuevo flamenco, el “flamenquito apaleao” como lo llaman algunos.

Pero a Kiko se le torció el gesto cuando  le preguntaron por los “Andy y Lucas” de turno: “Te quieres creer que a veces me pregunto, ¿Dios mío tendré yo la culpa de la mierda esta  del nuevo flamenco?, ¿es que no han entendido nada estos chavales?, ¿es que no han escuchado a Triana o La Leyenda del Tiempo?”.

En el 2008 Guardiola toma las riendas del Barcelona y reinventa el juego. Con él nació la leyenda del tiki taka, del “si yo la tengo tú no la tienes”, del estudio del porcentaje de posesión, de los pases completados y de los partidos de balonmano ante 90000 espectadores.  Luis Aragonés lo extrapola a la Selección y ahora el mundo entero, sino se había dado cuenta ya, se percata de que funciona, de que es tan fácil como esconderle el balón al contrario.

En unos pocos años se han dejado de ver pelotazos por defecto en Inglaterra, en las categorías de plata y bronce de nuestro país cada vez son más los equipos que priman el cuidado del balón e incluso en Italia, de la mano de Pirlo entre otros, se intentó abrir paso una corriente “españolista”. Hubo buenos imitadores como la Alemania de Löw, pero  también surgieron multitudes, hordas de ”Andys y Lucas”, entre ellos el Sevilla de Berizzo.

Los sevillistas apostaron por un cambio de estilo el año pasado, a contrapelo de la casta y el coraje, arriesgándose a sufrir una pérdida identitaria que ya se está cobrando las primeras víctimas.  En los últimos doce meses, salvo contadas ocasiones, los hispalenses han entrado en una espiral de desidia de la que parece no encontrar salida. El fútbol que ha venido practicando el Sevilla en 2017 es tedioso, tibio y carente de emoción, también  contagioso, sólo hay que pasarse un día por Nervión para descubrir que últimamente ya no flota en el aire esa sensación de agresividad y algarabía, los afectos se han dejado de lado y ahora los del “nunca se rinden” son un equipo que salta al campo en smoking, pero un smoking barato, alquilado, con agujeros por todas partes y sin personalidad. Y ahí es donde reside el problema. Se han fichado acariciadores a  los que les quede bien el traje y se han desterrado a los que podían mancharlo de barro. Como resultado  la plantilla se ha convertido en una balsa de aceite imperturbable que prefiere recrearse en su lenta calidad antes que mirar a los ojos del rival y proponerle una pelea noble a puños descubiertos.

Y salió rana, el Sevilla no entendió a Camarón, a los de Jesús de la Rosa, a Raimundo, a Morente  o a Smash.  Berizzo hizo de este Sevilla un grupo de “guardiolitas apaleaos”, sin personalidad, aburrido, y encima sin ningún “hit” que los pusiera en la cresta de la ola más allá de aquella remontada contra el Liverpool.

Mueve ficha Arias y elige a Montella  para dar un golpe de timón anímico, pero elige para ello a un tipo con ínfulas de “apaleao”, igual que su predecesor. Hay quien no se fía de un italiano que quiere jugar bien al fútbol, a mí me suena peligroso, pero también romántico, por lo que una curiosidad latente se ha despertado en mí estos últimos días. El tiempo dirá si el transalpino tampoco entendió a sus coetáneos o si fue capaz de diferenciarse de la rama vulgar del guardiolismo, que dicho sea de paso, ya empieza a oler a agua estancada en unas cuantas plazas.

Salva Núñez

Balones y letras. Mi opinión en @NervioneoSFC.

Comentarios
Publicidad

Último partido

Copa del Rey - 4º Ida

Atlético de Madrid
1 - 2
Sevilla FC

Próximo partido

LaLiga Santander - Jornada 20

RCD Espanyol

Sevilla FC

Cornellá-El Prat

20/01/2018 · 13:00h

beIN Sports LaLiga

Más en Artículos de opinión